España

Nueva llamada a Sánchez para que su Gobierno no dependa de ERC

Alfonso Guerra, Margallo e Ibarra junto a históricos socialista piden un pacto político sin los que “no aceptan la Constitución”

Mientras que en el Congreso de los Diputados se mantiene una negociación entre los equipos negociadores del PSOE y de ERC para avanzar hacia la investidura del presidente del Gobierno en funciones, ex altos cargos socialistas y parlamentarios vuelven a pedir a Pedro Sánchez que no mire al partido independentista para asegurar su salto a La Moncloa.

El ex vicepresidente socialista Alfonso Guerra, el ex ministro del PP José Manuel García-Margallo, el ex presidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra y otros ex ministros y ex parlamentarios de las Cortes Constituyentes han suscrito hoy un manifiesto en el que hacen pública su "honda" preocupación por la situación política actual. Sostienen que el conflicto independentista tiene salida con un pacto entre partidos constitucionalistas, para lo que reclaman un gran acuerdo entre constitucionalistas y un Gobierno que no dependa de partidos que "no aceptan la Constitución o quieren abolirla por procedimientos ilegales o ilegítimos".

Quienes suscriben el texto se encuentran también casi medio centenar de parlamentarios de las Cortes constituyentes como Marcelino Oreja Aguirre, Rodolfo Marín Villa y Jesús Sancho Rof, de UCD; y Enrique Múgica, Javier Sáenz Cosculluela y y Virgilio Zapatero, del PSOE, o el ex secretario general de UGT Nicolás Redondo; el expresidente del Congreso Landelino Lavilla; el ex fiscal general Leopoldo Torres; los fundadores de IU Ramón Tamames (en su día del PCE) y Alonso Puerta (PASOC); la ex Defensora del Pueblo Soledad Becerril; el expresidente del Tribunal de Cuentas Manuel Núñez; y el exalcalde de La Coruña Francisco Vázquez.

Los firmantes alertan de la "inquietante bipolarización ideológica" y subrayan que el interés superior de España debe estar "por encima de cualquier otra consideración", según el texto al que ha tenido acceso Ep. El manifiesto pide "dejar de lado" las discrepancias e intereses de los partidos y aconsejan promover un programa centrado en fortalecer el Estado social y democrático de derecho para garantizar "mejor" la unidad de España y la convivencia.