Salud

Hidroxicloroquina: Orden de acopio exprés del medicamento anti Covid-19

Su uso se priorizará para los pacientes que ya lo estuvieran tomando previamente, para casos de neumonía o ensayos

Es la gran esperanza frente al Covid-19. Hablamos de la hidroxicloroquina, un medicamento clásico con múltiples indicaciones (desde la malaria hasta el lupus, pasando por la artritis reumatoide) que parece ser, ya que como sucede con todo lo referente al nuevo coronavirus, los datos aún son pocos y no está consolidados, el fármaco al que mejor estarían respondiendo los pacientes contagiados con el coronavirus.

Precisamente, dado el éxito logrado hasta ahora con él en este nuevo frente, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha intervenido su distribución a fin de «garantizar su abastecimiento», ya que en los últimos días la demanda se había incrementado notablemente «y el stock es limitado», tal y como reconoce la propia agencia. Por este motivo, ha ordenado a las compañías farmacéuticas que lo comercializan en España que no distribuyan más unidades en el canal comercial hasta nuevo aviso; que toda la hidroxicloroquina disponible se ponga a disposición de las autoridades competentes de las comunidades en materia de la prestación farmacéutica, y que todos los envases existentes en las oficinas de farmacia sean devueltos a los almacenes distribuidores. Así, y «hasta nueva orden», su uso se priorizará para el tratamiento de los pacientes crónicos que ya lo estuvieran tomando, en ensayos clínicos que los incluyan, así como el tratamiento de pacientes ingresados con neumonía.

Es decir, se lucha por evitar el desabastecimiento de un medicamento a priori tan prometedor en esta pandemia, del que algunos países ya estarían haciendo acopio. El mismo presidente de EE UU, Donald Trump, desató las expectativas con un tuit en el que hablaba de las bondades de la combinación de este fármaco junto al antibiótico azitromicina. «Nos hemos puesto a disposición de las autoridades sanitarias para aportar en esta situación de emergencia todos los recursos que, desde nuestro ámbito de actuación, el desarrollo y la fabricación de medicamentos, podamos aporta», asegura Pelayo Rubió, CEO de Laboratorios Rubió, primer fabricante en España de hidroxicloroquina, bajo el nombre comercial de Dolquine.

Aunque la evidencia científica de que se dispone a día de hoy es débil aún, existen numerosos ensayos en marcha para tratar de confirmar los primeros indicios apuntados por médicos chinos que la aplicaron en hospitales de ciudades de su país como Wuhan o Beijing, y que comprobaron cómo el tratamiento lograba acortar la enfermedad y mejoraba el pronóstico de los pacientes.

Más recientemente, se han publicado los resultados de un trabajo francés desarrollado por Didier Raoul con 42 pacientes ingresados por coronavirus, 20 de los cuales fueron tratados con hidroxicloroquina, sola o en combinación con azitromicina. A los seis días, 100% del grupo de hidroxicloroquina más azitromicina dio negativo en, el 57% en el de hidroxicloroquina sola, y 12,5% en el grupo sin tratamiento.