“En ningún caso podemos decir que el chocolate no engorda”

Teresa Lajo Morales, Médico especialista en Endocrinología y Nutrición del Centro Nuosalud nos habla de las propiedades del chocolate

Teresa Lajo
Teresa LajoArchivoArchivo

1. Parece que el chocolate negro está lleno de propiedades, pero ¿también puede ayudar a adelgazar por su poder saciante?

Si el chocolate negro se ingiere en cantidades adecuadas y controladas por un especialista en nutrición en el contexto de un plan adecuado de pérdida de peso para esa persona, sí que podría ayudar a perder peso puesto que produce saciedad por su elevado contenido en fibra soluble. De otra manera, es decir, ingerido de manera indiscriminada o sin control, el gran contenido calórico que tiene no ayudará a la pérdida de peso en ningún caso.

2. Pero engorda o no engorda, porque parece que hay un estudio de la Universidad de California que asegura que consumido con moderación y acompañado de un estilo de vida saludable sirve para disminuir el índice de masa corporal pero…

Cómo acabamos de comentar, el efecto diurético de los flavonoides y de la Teobromina, junto con el poder saciante de la fibra soluble que comentaba anteriormente, puede contribuir a la pérdida de peso en el contexto de un plan nutricional adecuado, pero en ningún caso podemos decir ' que no engorda’

3. Más allá de que el chocolate contenga teobromina y sea capaz de provocar en el cerebro una sensación de bienestar, ¿es verdad que hay estudios que relacionan un mayor consumo de chocolate con una menor incidencia de enfermedad cardiaca coronaria y accidentes cerebrovasculares?

Hay algún estudio que relaciona la ingesta de cacao con mejoras relativas desde el punto de vista cardiovascular gracias a la estimulación del óxido nítrico (y por tanto vasodilatadoras) por parte de los flavonoides y la Teobromina y a sus propiedades antioxidantes.

4.- ¿Podría incluso contribuir a mejorar la diabetes de tipo 2?

También podría tener algunos efectos sobre la insulina y mejorar su acción en las células y por tanto ayudar a controlar la hiperglucemia, pero no podemos concluir que el chocolate sea beneficioso para aquellas personas con diabetes.

5. ¿Pero para tener esos efectos sobre la insulina, de qué cantidad de chocolate estaríamos hablando?

No existe a día de hoy ningún estudio serio que determine la cantidad de cacao necesaria para obtener estos efectos. Los pocos estudios que hablan de dosis utilizan unas cantidades excesivamente elevadas para que resulten asumibles en la alimentación habitual.

6.- ¿Y con esa cantidad aprovechamos sus flavonoides y su poder antioxidante que, supuestamente, retrasa el envejecimiento?

Algunos nutricionistas recomiendan una cantidad diaria de entre 1 o 2 oz que serían unos 10-15 g, sin embargo, yo a un paciente diabético o con alguna otra patología metabólica, no lo no lo recomendaría sin hacer estudios previos.

7.- Antes hablábamos de la teobromina y de la sensación de bienestar que provoca con la liberación de endorfinas ¿puede resultar una buena herramienta contra la depresión e incluso contra la fatiga?

Si bien el cacao puede generar cierta sensación de bienestar por su contenido en triptófano y de relajación debido al magnesio, así como mejoría del estado de alerta por la teobromina (sin resultar tan adictiva como la cafeína) hgc, hay algunos pacientes en los que puede causar dolores de cabeza.

8.- Lo que si parece claro es que mejora la salud intestinal, ¿no?

Un efecto que si me gusta del cacao es su actividad como probiótico, qué junto a la actividad de los polifenoles, pueden inducir una posible mejora para la salud intestinal.

9.- Hablamos siempre de chocolate negro pero… ¿todos los chocolates negros del mercado son igual de saludables?

No valen todos los chocolates ni siquiera dentro de los llamados ‘chocolate negro o puro. Lo ideal es que tenga al menos un 80% de cacao, aunque no para todo el mundo es fácil acostumbrarse al sabor amargo desde un principio con lo cual se podría empezar por un 70% e ir aumentando progresivamente. Otra opción podría ser incorporarlo a alguna receta de bajo índice glucémico ( keto ) e ir acostumbrándose a incorporar este chocolate en nuestros postres. En cuanto a los edulcorantes para mí el ideal es el eritritol, mejor tolerado por pacientes con trastornos digestivos que otros edulcorantes ya que se absorbe un 90% antes de llegar al colon.