«La rehabilitación cardíaca reduce el riesgo de morir en más de un 25%»

Pese a la importancia de estos programas, “solo un 30% de los pacientes accede a ellos”, afirma el doctor José Luis Peña Hernández, cardiólogo y responsable de la Unidad Multidisciplinar de Rehabilitación Cardiaca del Hospital Quirónsalud Marbella

Dr. José Luis Peña
Dr. José Luis Peña FOTO: La Razón La Razon

1. ¿En qué consiste la rehabilitación cardíaca?

La base de la rehabilitación es educar en salud a nuestros pacientes, así como a sus familias, con el objetivo de mejorar y alargar su vida. Esto se consigue con planes de enseñanza en entrenamiento físico y la adopción de hábitos de vida saludables.

2. ¿Qué profesionales integran dichas unidades?

Requieren un equipamiento específico y un equipo multidisciplinar de personal sanitario (cardiólogos, rehabilitadores, fisioterapeutas, enfermeros, psicólogos, neumólogos, psiquiatras, urólogos) que debe establecer un plan de ejercicio, hábitos saludables, abstención del tabaco, apoyo psicológico y tratamiento médico adecuado.

3. ¿Enseñan a los pacientes dietas y ejercicio personalizados?

Efectivamente, se controlan todos los factores de riesgo cardiovasculares como el colesterol alto, el sobrepeso, el control adecuado de la diabetes y, además, se establece un plan de ejercicio físico individualizado y supervisado en gimnasio por los profesionales del grupo de rehabilitación. Estos programas suponen una visión global del concepto de salud más allá de la visita al médico y el tratamiento farmacológico que debe alargarse durante la vida del paciente para obtener todos los beneficios asociados a los mismos.

4. ¿Para qué tipo de pacientes es idónea esta rehabilitación?

Incluye no solo a pacientes con enfermedad coronaria que hayan tenido un infarto o angina de pecho, sino también con otros problemas frecuentes como insuficiencia cardíaca, miocardiopatías, portadores de marcapasos o desfibriladores y aquellos que han sido intervenidos quirúrgicamente del corazón.

5. ¿Cuánto tiempo ha de transcurrir desde el problema cardíaco hasta la rehabilitación?

La idea general es que los pacientes tengan un control y tratamiento adecuado de los factores de riesgo cardiovascular en fases muy precoces de la enfermedad, inmediatamente tras el diagnóstico y durante el ingreso, si este se produce. En cuanto a los programas de ejercicio, pueden hacerse de forma precoz dos o tres semanas tras el evento cardíaco, previa valoración por parte del cardiólogo y del resto del equipo de rehabilitación.

6. ¿Uno acude de por vida o durante unos meses?

La fase de aprendizaje suele durar de dos a tres meses, durante este tiempo el paciente acude ambulatoriamente para sesiones de entrenamiento físico, terapia psicosocial y enseñanzas para el control de los factores de riesgo (sobrepeso, tabaquismo, hipertensión arterial, diabetes). Tras este entrenamiento, sentamos la bases para un cambio en los hábitos de vida saludables (ejercicio, alimentación) que debe continuar toda la vida, junto al seguimiento médico adecuado.

7. La rehabilitación cardíaca resulta esencial, pero no siempre se hace. ¿En cuánto disminuye la mortalidad en pacientes con cardiopatía y en cuánto reduce la probabilidad de sufrir un nuevo episodio?

Tras más de 50 años de recomendaciones por parte de los expertos a nivel mundial en cuanto a los programas de rehabilitación cardíaca, la implementación de los mismos es muy baja. El número total de unidades en España es bajo comparado con las necesidades de la población, de manera que, en general, tan solo el 30% de los pacientes con indicación accede a los programas. En los pacientes con enfermedad coronaria, los programas de rehabilitación cardíaca tienen un gran impacto en la enfermedad con una reducción muy importante de los episodios cardiovasculares, y un descenso de la mortalidad que puede ir más allá del 25-30%. Estos beneficios se mantienen a pesar del importante desarrollo de la medicina cardiovascular y del mayor acceso a otras terapias para el corazón como la cirugía de bypass, el implante de stents o de marcapasos.

8. Leo que también ayuda frente a la depresión y la ansiedad. ¿Eso a qué se debe?

La aparición de trastornos emocionales en relación con la enfermedad cardiovascular es muy frecuente con una presencia cercana al 30%, según la patología. Por otra parte, se sabe que la depresión es un factor de mal pronóstico en los pacientes con enfermedad coronaria ya que, entre otras cosas, las personas con depresión tienen un peor control de los factores de riesgo y toman de forma irregular la medicación para el corazón. Los programas de rehabilitación cardíaca han mostrado una reducción en la aparición de estos problemas asociados a los trastornos del espectro de la ansiedad y la depresión. La actuación a diferentes niveles como el psicológico, la terapia de grupo, las sesiones de relajación y terapia psiquiátrica o la psicológica individualizada, tiene un papel primordial en el programa de rehabilitación.

9. ¿Es bajo el riesgo de complicaciones graves durante el programa de rehabilitación cardíaca?

El riesgo de estos programas es bajo en general con un tasas de complicaciones inferior al 1%, todo ello teniendo en cuenta que la rehabilitación es aplicada a un grupo de pacientes con importantes afecciones del corazón.

10. En su hospital cuentan con una Unidad Multidisciplinar de Rehabilitación Cardíaca. ¿Qué ventajas tiene para el paciente?

Iniciar la rehabilitación cardíaca en el hospital es un motivo de orgullo, un objetivo cumplido en la Sanidad de nuestra comarca y supone un salto cuantitativo en la calidad de la asistencia a nuestros usuarios. Los beneficios para la salud de nuestros pacientes cardiológicos son muy marcados y supondrán un acercamiento a una medicina de visión global e individualizada que redundará en una vida mejor, de calidad y prolongada para los enfermos de nuestro hospital.