Esta es la razón, según un reciente estudio, por la que beber leche caliente antes de dormir nos ayuda a combatir el insomnio

Los científicos también han descubierto varios péptidos naturales, o pequeños trozos de proteínas, que tienen efectos ansiolíticos y que mejoran el sueño, abriendo nuevas vías para la creación de remedios naturales

Un vaso de leche antes de acostarse da sueño.
STOCKKING
15/10/2021
Un vaso de leche antes de acostarse da sueño. STOCKKING 15/10/2021 FOTO: STOCKKING STOCKKING

Desde hace varios años es bien conocido que beber un vaso de leche caliente antes de acostarse fomenta un buen descanso nocturno. No obstante, el origen no es del todo conocido, estas propiedades para mejorar el sueño se atribuyen comúnmente al triptófano, aunque también es relacionado por los científicos con una mezcla de péptidos, llamada hidrolizado tríptico de caseína (CTH), que alivia el estrés y mejora el sueño. Respecto a estos últimos, informaciones recientes publicadas en el Journal of Agricultural and Food Chemistry de la American Chemical Society (ACS) han identificado péptidos específicos en CTH que algún día podrían usarse en nuevos remedios naturales para conciliar el sueño.

El descanso es una de las prioridades de las personas
El descanso es una de las prioridades de las personas FOTO: Dreamstime

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, un tercio de los norteamericanos adultos no duermen lo suficiente. Y para paliar esta problemática, la mayoría de ellos hacen uso de sedantes, como las benzodiazepinas y el zolpidem, recetados comúnmente para combatir el insomnio, el problema de este tipo de sustancias es que pueden causar efectos secundarios y adicción. Muchos sedantes actúan activando el receptor GABA, una proteína en el cerebro que suprime la señalización nerviosa. Los científicos también han descubierto varios péptidos naturales, o pequeños trozos de proteínas, que se unen al receptor GABA y tienen efectos ansiolíticos y que mejoran el sueño. Por ejemplo, el tratamiento de una proteína en la leche de vaca, llamada caseína, con la enzima digestiva tripsina produce la mezcla de péptidos que mejoran el sueño conocida como CTH. Dentro de esta mezcla, se ha identificado un péptido específico conocido como α-casozepina (α-CZP) que podría ser responsable de algunos de estos efectos. Gracias a esa investigación, Lin Zheng, Mouming Zhao y sus compañeros se preguntaron si podrían encontrar otros péptidos que mejoran el sueño, quizás más poderosos, en la CTH.

La investigación

Un vaso diario de leche de vaca aporta a un menor de cinco años el 21% de sus necesidades de proteínas
Un vaso diario de leche de vaca aporta a un menor de cinco años el 21% de sus necesidades de proteínas

Los expertos primero compararon los efectos de la CTH y la α-CZP en las pruebas de sueño en ratones, y encontraron que la CTH mostró mejores propiedades para la conciliación del sueño que la α-CZP sola. Este resultado sugirió que existen otros péptidos promotores del sueño además de la α-CZP en CTH. Posteriormente, el equipo usó espectrometría de masas para identificar los péptidos bioactivos liberados de la CTH durante la digestión gástrica simulada y, virtualmente, examinaron estos péptidos para determinar su unión al receptor GABA y su capacidad para cruzar la barrera hematoencefálica. Cuando se identificaron y se utilizaron en ratones, el mejor de ellos, llamado “YPVEPF”, aumentó el número de ratones que se durmieron de forma rápida en un 25% y la duración del sueño en más de un 400% en comparación con el grupo de control. “Además de este péptido prometedor, deberían explorarse otros en la CTH que podrían mejorar el sueño a través de otras vías”, explicaron los investigadores.