Sociedad

El exceso de zinc puede agravar la artritis reumatoide

Prevenir su presencia excesiva en las células inmunes ayudaría a restringir algunas características inflamatorias de la enfermedad

La artritis es una enfermedad inflamatoria autoinmune que produce dolor articular
La artritis es una enfermedad inflamatoria autoinmune que produce dolor articular FOTO: Dreamstime Dreamstime

El zinc es un elemento esencial para muchos procesos en el cuerpo, para el crecimiento y el desarrollo. Se encuentra en cantidades relativamente importantes en el músculo, donde llega a constituir el 50-60% de todo el zinc corporal. También en la próstata, la retina y el pelo, y en niveles relativamente elevados en el tejido óseo y en el sistema nervioso central (concretamente en las proximidades del hipocampo).

Un hombre adulto posee entre dos y tres gramos de este oligoelemento en su organismo, de los cuales aproximadamente un 0′1% es reemplazado diariamente, pero diversos estudios realizados acerca de la ingesta habitual por parte de deportistas ponen de manifiesto que estos pueden llegar a necesitar consumir hasta un 70% más de las cantidades recomendadas de este metal para el resto de la población. Es por ello que los suplementos de zinc se han puesto muy de moda en los últimos tiempos y su consumo en forma de complemento alimenticio entre los deportistas.

Sin embargo, nuevos experimentos en células muestran que la abundancia de zinc puede exacerbar la inflamación y la artritis reumatoide en los pacientes mediante la «reprogramación» de las células inmunes. El nuevo estudio arroja luz sobre la conexión poco conocida entre la señalización de zinc y esta enfermedad e insinúa que prevenir la afluencia excesiva de zinc en las células inmunes podría ayudar a restringir algunas de las características inflamatorias de la afección.

El zinc controla la actividad de miles de proteínas en el cuerpo y participa en varias vías de señalización, incluidas las involucradas en la inflamación y la integridad del sistema inmunológico. Su deficiencia puede interrumpir las respuestas inflamatorias defensivas y la formación de nuevas células inmunes y anticuerpos, dejando a los pacientes vulnerables a las infecciones bacterianas y virales. Sin embargo, su papel prominente en la inflamación no se entiende completamente, y los investigadores todavía están investigando si podría contribuir a la inflamación observada en algunos trastornos autoinmunes.

Bonah Kim y sus colegas examinaron células inmunes llamadas monocitos de individuos sanos y pacientes con artritis reumatoide. El equipo descubrió que las células de los segundos mostraron concentraciones más altas de este oligoelemento intracelular y una mayor expresión de Zip8, un gen que codifica el transportador de zinc. Otros estudios mostraron que el zinc empeoró la inflamación al reprogramar metabólicamente las células inmunes y acelerar el metabolismo de la glucosa, lo que aumentó la producción de la citoquina inflamatoria IL-1 beta. Los pacientes con la expresión más alta de Zip8 también tendieron a mostrar artritis reumatoide más grave, lo que sugiere que el transportador juega un papel clave en la inflamación relacionada con la enfermedad.