Madrid

Elena Mantilla: «La atención farmacéutica domiciliaria no será un ‘’delivery’'»

A la espera del último trámite, la Ley de Ordenación y Atención Farmacéutica de la región de Madrid será una realidad en otoño y «un referente para otras autonomías»

Elena Mantilla, directora general de Inspección y Ordenación Sanitaria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y secretaria de Sanidad del PP madrileño
Elena Mantilla, directora general de Inspección y Ordenación Sanitaria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y secretaria de Sanidad del PP madrileño FOTO: David Jar La Razon

A pesar de su formación económica, esta viguesa de nacimiento y madrileña de adopción, cuenta con una amplia experiencia en el sector sanitario. Directora general de Inspección y Ordenación Sanitaria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, trabaja desde hace dos años en la nueva Ley de Farmacia, labor que ahora compagina con el cargo de secretaria de Sanidad del PP madrileño, puesto que le permite capitanear una de las áreas más valoradas por la sociedad.

¿En qué punto se encuentra la Ley de Farmacia?

Tras ser rechazada por el Pleno de la Asamblea de Madrid las tres enmiendas a la totalidad presentadas por PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos, y concluido el plazo de presentación de enmiendas, corresponde a la Comisión de Sanidad continuar adelante con el trámite parlamentario ordinario.

¿Cuáles son las últimas alegaciones que se han incorporado?

En el trámite de audiencia e información pública se presentaron 1.080 alegaciones que fueron valoradas en su totalidad. Llevamos casi dos años trabajando en este texto, con reuniones con prácticamente todo el sector. Fue un trabajo de gran envergadura, en el que lo más complejo fue intentar encontrar la redacción más acertada y reflejar el sentir de la mayoría.

¿Y cuándo será una realidad?

Esperamos que la aprobación del Proyecto de Ley se produzca en otoño, entre octubre y noviembre.

Cuentan con el apoyo de los farmacéuticos madrileños. ¿Eso es lo mejor que podría pasar o es la excusa para levantar algunas suspicacias en la oposición?

Me satisface contar con ese apoyo. No entiendo que la aprobación de una amplia mayoría del sector pueda levantar suspicacias en la oposición, sino todo lo contrario. Deduzco que ello debería despertar en los grupos parlamentarios de la Asamblea, el apoyo mayoritario al nuevo texto normativo.

Alguna de las novedades que traerá será la flexibilización horaria y el reparto a domicilio de medicamentos, pero aseguran que eso no traerá el «delivery». ¿Por qué apuestan por ello?

Con esta Ley apostamos por el papel inequívoco del farmacéutico en la dispensación y quiero subrayar que en el contexto de la farmacia, dispensar medicamentos es poner a disposición de los ciudadanos un servicio de salud, encaminado a garantizar que los pacientes reciban y utilicen los medicamentos de forma adecuada. El acto de dispensación va más allá de la venta en sí misma o de un «reparto de medicamentos a domicilio», por ello en esta Ley se preserva el carácter profesional de la dispensación con entrega informada a domicilio, cerrando la entrada a otros agentes ajenos a la farmacia, limitando la entrega de los medicamentos al personal farmacéutico. En ningún caso la atención farmacéutica domiciliaria es un «delivery».

Entrevista a Elena Mantilla, Secretaria de Sanidad del PP
Entrevista a Elena Mantilla, Secretaria de Sanidad del PP FOTO: David Jar La Razon

Abren la puerta a la atención farmacéutica domiciliaria. ¿Así dan al boticario su merecido papel como agente de salud?

Sinceramente creo que la ley recoge adecuadamente el papel del farmacéutico en todos los ámbitos y se promueve la coordinación además con otros profesionales sanitarios con el objetivo de facilitar el tratamiento integral del paciente y por tanto contribuir a aliviar la presión asistencial. Hoy día, nadie duda del potencial de la oficina de farmacia y de todo lo que puede aportar al sistema sanitario, no solo por la atención farmacéutica domiciliaria que durante la pandemia se demostró que era necesario regular.

¿Se ha menospreciado a la Farmacia durante la pandemia?

En absoluto. No podemos obviar su papel esencial, el cual ha sido ampliamente reconocido por parte de la sociedad. Los pacientes son ahora conscientes de que hay profesionales, los farmacéuticos, que más allá de situaciones de crisis o de emergencia sanitaria, pueden aportarles mucho evitando desplazamientos, contagios y ayudando a descongestionar los centros de salud. Ya nadie duda del potencial de la farmacia y todo lo que puede aportar al sistema sanitario. Por ello, en esta Ley se hace una apuesta firme por la actuación coordinada de estas oficinas con las estructuras asistenciales y la cooperación institucional, estableciendo un marco que pueda dar cabida a otros servicios profesionales que respondan a las necesidades de nuestros ciudadanos.

¿Cree que se trata de la ley más completa que se podía hacer?

Es la mejor ley que se podía hacer por escuchar al sector tras dos años. La definiría como integradora, de consenso, que atiende las demandas del sector y las necesidades de la sociedad. Es una norma que pretende regular de manera integral la ordenación y atención farmacéutica, garantizar un acceso adecuado y de calidad a los medicamentos, fomentar su uso racional e incorporar avances en gestión sanitaria y en nuevas tecnologías. Es una ley completa que no es política, sino técnica.

¿Era imprescindible la reforma?

Después de 23 años de vigencia de la actual ley era el momento de elaborar una norma adaptada a los nuevos tiempos, en beneficio del paciente, eje del sistema sanitario.

¿Será una norma referente para otras comunidades autónomas?

Creo que sí. Es más, públicamente otras autonomías lo están diciendo. Creo que en forma y fondo sí podría ser un referente, no solo por algunos aspectos destacados como la flexibilidad horaria o la dispensación con entrega informada a domicilio, sino por las numerosas novedades que se han incluido, y por ser una norma de fácil compresión, lo cual la acerca al ciudadano.

¿Cuáles serán sus líneas maestras como secretaria de Sanidad del Partido Popular de Madrid?

Seguir ofreciendo una Sanidad vanguardista, de máxima calidad; con un servicio centrado en el ciudadano, con libertad para elegir centro; con una dinamización de los servicios, para llegar a todos.

¿Qué retos deberá afrontar?

Uno es la atención en salud mental y en 2022 Isabel Díaz Ayuso ha presentado un plan específico. En infraestructuras destaca el nuevo edificio de hospitalización y quirúrgico del Hospital 12 de Octubre, que estará en funcionamiento el próximo año; y la mejora de la Atención Primaria, con un plan dotado con cerca de 200 millones. Estos serían los tres retos más directos con la atención sanitaria, sin olvidarnos de la creación de los Consejos de Pacientes en el segundo Plan de Humanización. Las terapias avanzadas, la digitalización, la investigación, la formación… Queda mucho por hacer y creo que vamos por el buen camino.