Sociedad

¿Cómo afecta la menopausia a su salud dental?

La disminución de estrógenos causa el síndrome de boca ardiente, la sequedad bucal e incluso puede derivar en una afectación periodontal

Dentista y menopausia
Dentista y menopausia FOTO: Dreamstime Dreamstime

Las hormonas pueden alterar la salud de su boca. Por eso la pubertad, el ciclo menstrual, el embarazo y la menopausia influyen en los dientes de las mujeres.

En el caso de la menopausia, las modificaciones que se producen durante esta etapa se deben a los cambios generados en la mucosa oral.

Así, las alteraciones hormonales, fundamentalmente las relacionadas con la disminución de estrógenos, se han relacionado con el síndrome de boca urente o ardiente, que causa dolor, escozor o ardor en la boca y que puede afectar a una parte o a toda la cavidad bucal.

También se ha vinculado esta reducción de estrógenos con la xerostomía o también llamado síndrome de boca seca, ya que durante la menopausia, las glándulas salivales segregan menos cantidad de saliva, lo que aumenta la probabilidad de desarrollar caries o cualquier otro tipo de infección. E incluso también se ha relacionado con la afectación periodontal.

En este sentido, algunos autores han encontrado una asociación entre enfermedad periodontal y osteoporosis. Y es, precisamente, en el empleo de los fármacos que se utilizan para el tratamiento de esta enfermedad (y también contra el cáncer), los bifosfonatos, ampliamente difundidos entre la población, donde ha aparecido un nuevo proceso patológico: la osteonecrosis maxilar o mandibular, como un efecto secundario desconocido hasta 2003.

Según el doctor José Luis Cebrián, jefe asociado del servicio de Cirugía Oral, Maxilofacial e Implantología del Hospital La Luz, en Madrid, al ser un proceso de reciente aparición, aún no se tiene un tratamiento totalmente curativo. Por eso, la prevención de estas situaciones patológicas es el mejor tratamiento. Para ello, hay que mantener «una adecuada higiene oral, evitar comidas y bebidas irritantes y seguir los controles odontológicos», explica el doctor Cebrián, del grupo Quirónsalud.

También es importante controlar algunos factores de riesgo que pueden empeorarlas es fundamental. «La ansiedad, la depresión o el consumo de tabaco pueden potenciar los efectos que la disminución de hormonas sexuales femeninas tiene en la boca de las pacientes postmenopaúsicas», recuerda.

Aun así, como explica el doctor Cebrián, en ocasiones se requieren «tratamientos sintomáticos para disminuir y poder sobrellevar las molestias» porque a muchas mujeres no solo les salen unas dolorosas llagas por las que acaban comiendo menos de lo que debieran, sino que las mandíbulas se vuelven también más débiles y esto puede derivar en la pérdida de alguna pieza dental.

En cuanto a las revisiones y los tratamientos, las mujeres durante la menopausia «deben seguir sus revisiones periódicas al menos dos veces al año» y será el profesional el que decida «si son necesarias o no limpiezas de boca», puntualiza el jefe asociado del Hospital La Luz.

Este experto advierte de que, tomando ciertas precauciones, una correcta higiene oral, priorizar una dieta equilibrada y rica en alimentos que puedan favorecer la salud dental (frutas, pescado y aceite de oliva), ayudan a eliminar la placa de los dientes y reducen los microorganismos del biofilm dental, y estando siempre en contacto con el médico de cabecera, la edad postmenopáusica no es una contraindicación para llevar a cabo cualquier tratamiento odontológico y de cirugía oral que precisen las pacientes.

Eso sí, «los profesionales que trabajamos en maxilofacial debemos conocer los protocolos de profilaxis que van publicándose y estar atentos a sus actualizaciones. Este puede ser un punto de partida para complementar con publicaciones más recientes y poder afrontar con seguridad el tratamiento de nuestras pacientes», concluye.

El embarazo, otra etapa delicada

►Los cambios que se producen en el cuerpo durante el embarazo pueden afectar la salud bucodental, sobre todo a las encías y los dientes. Por eso, durante la gestación «es necesario mantener una higiene bucal adecuada porque son frecuentes los problemas de encías», explica el doctor Cebrián.

Ahora bien, no todas las embarazadas presentan las alteraciones, existe una predisposición genética individual de padecer ciertas enfermedades. En todo caso, los expertos recomiendan que acudan a la consulta odontológica tras la primera visita a la matrona.