Alimentación

Las abuelas españolas tenían razón: el aperitivo que baja el colesterol, protege los huesos y el corazón

Dos nuevos estudios revelan que su consumo favorece la salud cardiovascular en la población de edad avanzada y cuántas debemos tomar al día

Ciruelas pasas
Ciruelas pasasFreepik

Hombres y mujeres son propensos a distintas enfermedades. Ellos son más propensos al cáncer y ellas a las enfermedades cardiovasculares. En España, una mujer muere cada ocho minutos por esta causa, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las causas de estas diferencias no están claras. Por lo general, se achacan algunas diferencias al estilo de vida —los hombres se someten más a factores de riesgo como el tabaco y el consumo de alcohol— y otras a la pura biología, como tener la menstruación. En cualquier caso, lo cierto es que las mujeres mayores tienen más enfermedades del corazón y los hombres problemas de colesterol y una mayor tasa de estrés oxidativo.

Ahora, los científicos han descubierto que una fruta muy popular entre las abuelas españolas sirve para paliar todo eso y más: las ciruelas pasas. De hecho, son dos los nuevos estudios que informan de que el consumo diario de ciruelas pasas tiene efectos prometedores sobre varios biomarcadores relacionados con la salud cardiovascular. Una evidencia que se suma a la que ya existe sobre sus efectos para frenar la osteoporosis.

Los estudios fueron realizados en mujeres posmenopáusicas (a partir de los 50 años, aproximadamente) y hombres mayores de 55 años. Sus resultados, presentados en Nutrition 2023, la reunión anual de la Sociedad Americana de Nutrición, revelan lo siguiente:

  • En los hombres, el consumo de ciruelas pasas a largo plazo mejoró el colesterol HDL y la relación colesterol total/HDL, al tiempo que disminuyó el estrés oxidativo y el biomarcador inflamatorio proteína C reactiva (PCR).
  • En las mujeres mayores, el consumo prolongado de ciruelas pasas no tuvo efectos negativos sobre diversas medidas metabólicas relacionadas con el riesgo de cardiopatías, como el colesterol total, los triglicéridos totales, la glucosa en ayunas y los niveles de insulina.

"En la actualidad, hay un número limitado de ensayos controlados aleatorios realizados en hombres y mujeres de edad avanzada que exploran la relación entre el consumo de ciruelas pasas y los biomarcadores sanguíneos relacionados con el sistema cardiovascular", explica Mary Jane De Souza, profesora Distinguida de la Universidad Estatal de Pensilvania e investigadora principal del estudio sobre mujeres posmenopáusicas.

"Queremos avanzar en la investigación sobre este tema para comprender mejor cómo se relaciona el consumo de ciruelas pasas con los resultados de salud cardiometabólicos, especialmente en la población que envejece y que a menudo experimenta un riesgo elevado de enfermedades cardiovasculares", determina.

Estos son los motivos por los que deberías comer ciruelas pasas a diario
Estos son los motivos por los que deberías comer ciruelas pasas a diariolarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@51c318f9

Las enfermedades cardiovasculares se encuentran entre las principales causas de muerte en el mundo y entre los factores de riesgo se incluyen los niveles altos de colesterol, la diabetes, la obesidad y el envejecimiento.

Por ello, una de las principales recomendaciones dietéticas para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares es consumir una amplia variedad de frutas y verduras. Como fruta entera sin azúcares añadidos, el consumo de ciruelas pasas puede apoyar los patrones dietéticos saludables y promover mejores resultados relacionados con la salud cardiovascular.

"Es emocionante ver cómo se amplía la investigación sobre el consumo de ciruelas pasas y la salud cardiovascular", afirma Andrea N. Giancoli, asesora de Nutrición en California Prune Board. "Mientras que todas las frutas y verduras proporcionan nutrientes esenciales, las ciruelas pasas son un aperitivo o ingrediente de receta fácil, conveniente y versátil que es accesible durante todo el año y puede ayudar a apoyar los objetivos de salud cardiovascular de los consumidores".

El "efecto ciruela pasa" en los huesos

Estos dos estudios representan las últimas aportaciones de la investigación sobre el consumo de ciruelas pasas y la salud del corazón. Investigaciones anteriores dirigidas también por Mary Jane de Souza han demostrado que el consumo diario de ciruelas pasas puede contribuir a la salud ósea en mujeres posmenopáusicas.

En nuestro país, y según la Sociedad Española de Reumatología (SER), "se estima que1 de cada 4 mujeres posmenopáusicastiene osteoporosis, mientras que este porcentaje aumenta al 40% en mujeres de edades comprendidas entre los 70 y 79 años, afectando también al 11,3% en varones de la misma edad. Además, se calcula que se producen más de 25.000 fracturas osteoporóticas cada año, que ocasionan en España unos costes directos e indirectos de más de 526 millones de euros".

Los hallazgos se basaron en datos de 235 mujeres posmenopáusicas y fueron publicados en la revista científica American Journal of Clinical Nutrition. El experimento comparó cuatro grupos para descubrir qué beneficio puede tener comer ciruelas pasas para prevenir la pérdida ósea.

Había un grupo de control que no las ingería; otro que comía de 5 a 6 ciruelas pasas por día; uno que tomaba de 10 a 12 por día, y un grupo combinado que consistía en mujeres que comían de 5 a 6 o de 10 a 12 ciruelas al día. El grupo que más pasas comía mostró una pérdida de masas ósea menor.

Además, otros estudios han hallado relación entre las ciruelas pasas y la salud intestinal o el control del peso. De Souza señala que las ciruelas pasas "contienen varias vitaminas y minerales importantes para los huesos, y también sabemos que las ciruelas pasas tienen efectos antiinflamatorios", insistió.

Solo cuatro ciruelas pasas cuentan con el 23% de nuestro valor diario de vitamina K, que produce proteínas para ayudar en la formación de nuestros huesos, así como el 6% de nuestras necesidades diarias de potasio, que ayuda a prevenir la pérdida de calcio en los mismos.