Nuevo ataque lamentable a un sanitario: “Rata contagiosa”

Una ginecóloga de Barcelona se ha encontrado la pintada en su vehículo aparcado en el párking de su urbanización

Thumbnail

Indignante. A pesar e que a las 20:00 de la tarde los ciudadanos salimos a los balcones para aplaudir la impresionante labor de nuestros sanitarios se siguen dando casos de mezquindad por miedo al contagio del coronavirus.

Aunque la solidaridad es la nota predominante en los últimas días se han venido denunciado situaciones lamentable. Médicos, enfermeros o trabajadores de supermercados son blanco de ataques por parte de sus vecinos al ser considerados “un peligro por contagio”.

Esto es lo que le ha pasado a una ginecóloga de Barcelona que ha visto como sus propios vecinos le llamaban “rata contagiosa”.

La doctora ha lamentado que al bajar al garaje comunitario de la urbanización donde vive para ir a trabajar se ha encontrado el citado mensaje pintado en un lateral de su vehículo.

Mensajes lamentables

No es la primera vez que se produce una situación de este tipo. El pasado 11 de abril, una amiga de un médico residente en Alcázar de San Juan denunciaba la carta que los vecinos dejaron al doctor. En la nota agradecían la labor del sanitario pero le pedían que abandonase su casa y se fuera a un hotel para no contagiar el covid-19 al resto de miembros de su comunidad.

La misma situación tuvo que vivir una empleada de supermercado de Cartagena a la que dejaron una nota por debajo de la puerta. “Somos tus vecinos y queremos pedirte por el bien de todos que te busques otra vivienda mientras dure esto, ya que hemos visto que trabajas en un supermercado y aquí vivimos muchas personas y no queremos más riesgos. Gracias”, se podía leer en la carta que recogió el hijo de Miriam.

Delitos de odio

La Policía Nacional anunció ayer que perseguirá como delitos de odio los mensajes contra los profesionales expuestos al coronavirus, como sanitarios o empleados de supermercados, a los que algunos de sus vecinos piden que no regresasen a sus casas al terminar la jornada de trabajo.

Así lo anunció la subdirectora general de Recursos Humanos y Formación de la Policía Nacional, la comisaria principal María del Pilar Allué durante la rueda de prensa posterior a la reunión del comité científico-técnico de seguimiento de la pandemia de la COVID-19. “Son conductas denunciables, perseguibles y altamente reprobables por cualquier persona de bien”.