“Alerta visón”: el mamífero que pone en jaque a la vacuna

La mutación del coronavirus detectada en estos animales y que ha pasado a humanos «preocupa» a la OMS

Para finales de esta semana Dinamarca podría haber sacrificado 17 millones de ejemplares de visón de sus granjas tradicionales de crianza para pieles, después de que se detectase hasta cinco mutaciones del coronavirus en estos animales, que se han transmitido a humanos y que, de momento, han afectado a 214 personas en ese país. Una de estas variantes, la denominada «Cluster 5» (con 12 humanos infectados) es la que centra ahora mismo el interés de los científicos, ya que presenta modificaciones en los múltiples «brazos» con los que el virus de la Covid se engancha a las células de su huésped para reproducirse. La aparentemente drástica decisión del sacrificio de los visones daneses obedece a una necesidad muy concreta: la mayoría de las vacunas en las que se está trabajando actualmente para lograr la inmunidad se centran en esos «brazos», ya que lo que persiguen es evitar que el virus se replique, lo que impediría que se desarrollase la enfermedad.

La noticia ha sido calificada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como «preocupante», aunque ha indicado que aún es «muy pronto» para conocer las consecuencias de la mutación: «Hay que entender que este tipo de cosas suceden. Esto es una pandemia y millones de personas, así como millones de animales, han sido expuestos al virus», ha indicado el director de Emergencias de la OMS, Michael Ryan. «Hemos visto a varios animales infectados, y siempre existe la posibilidad de que el virus regrese a los humanos, algo que es preocupante, ya que mamíferos como los visones son anfitriones ideales para los virus y para que muten, especialmente cuando son tantos y viven tan abarrotados». No obstante, hasta este momento no hay evidencias de que esta variante se comporte de forma diferente, y llevará algún tiempo estudiar las diferencias de la mutación en lo referente a la transmisión o si ésta afectará a las vacunas y tratamientos. En rueda de prensa, el ministro danés de Exteriores, Jeppe Kofod, aseguró que su Gobierno ha querido «adelantarse a los acontecimientos» por prevención ante el «riesgo» que supone un virus mutado.

Además del sacrificio de los animales de las 1.000 granjas de visones se han impuesto medidas de restricción de movilidad en la región donde se han detectado la mayoría de los casos de las mutaciones, siete municipios de Jutlandia del Norte. En total, unas 280.000 personas se verán afectadas por el cierre de la hostelería y la suspensión de actos culturales y deportivos, a las que se planea hacer test. Entre los casos positivos se identificará el tipo de variante presente. Ante esta situación, Reino Unido restringió el sábado la entrada a su país a los viajeros que procedan de Dinamarca, que ayer amplió también, de forma temporal, a camiones, barcos y aviones. No obstante los ciudadanos y conductores británicos podrán entrar a Reino Unido si se someten a una cuarentena de 14 días.

En España, la organización WWF ha pedido el cierre de las 37 granjas de nuestro país, que producen entre 500.000 y un millón de visones al año, que se analice a los animales y se establezca un sistema de alerta temprana para localizar posibles casos. El pasado verano se detectó un brote en Teruel, y la granja afectada permanece cerrada desde entonces.