Una niña de 10 años muere asfixiada al participar en un reto de TikTok

El “Blackout challenge” consiste en intentar pasar el mayor tiempo posible sin respirar y grabarlo

Reto nudo Tiktok
Reto nudo TiktokTikTokArchivo

La mayoría de los retos de TikTok tienen que ver con bailes o actividades deportivas divertidas, pero algunos resultan peligrosos para los adolescentes, hasta el punto de que pueden causar muertes. Es el caso del “Blackout challenge (desafío del apagón)”, que le ha costado la vida a una niña italiana de 10 años.

El absurdo desafío, que sigue la estela del “juego del desmayo” (en el que presionan el cuello de una persona hasta inducir al desmayo), consiste en colocarse algo atado al cuello para pasar el mayor tiempo posible sin respiración. Esta niña de Palermo llamada Antonella se metió en el balo de su casa y se puso un cinturón atado al cuello con el objetivo de pasar el mayor tiempo posible sin respiración y grabarlo con su teléfono móvil para que quedara constancia de su “hazaña”. El problema es que, como en otras ocasiones, estos niños no miden el riesgo de estas prácticas y acaban siendo víctimas. Antonella quedó inconsciente en el baño y fue su hermana de cinco años la que la encontró.

A pesar de que sus padres avisaron a los servicios de emergencias y que fue trasladada de urgencia al Hospital Infantil de Palermo, no pudieron salvarle la vida.

Los padres explicaron al diario “La Repubblica” que otra hermana, de 9 años, fue la que les explicó lo que había ocurrido: “Antonella estaba jugando al juego de la asfixia”. “No sabíamos nada”, confesó el padre Angelo Sicomero. “Sólo sabía que Antonella entraba a TikTok para ver vídeos. ¿Cómo iba a imaginar esa atrocidad?”, se preguntó desesperado. “Que mi hija, mi pequeña Antonella, muera en un juego extremo de TikTok... ¡no logro entenderlo!”, agregó Angelo, quien junto a la esposa decidieron donar los órganos de la menor para que “otros niños puedan vivir gracias a ella”.

La fiscalía de Palermo abrió una investigación por “incitación al suicidio” y el teléfono de la menor fue incautado por los investigadores, que deberán determinar si Antonella mantenía contactos con otros participantes y si alguien la invitó a participar en el desafío o si estaba haciendo ese vídeo para un amigo o para algún familiar.

Ante la tragedia, la plataforma fundada en China en 2016 emitió un comunicado en el que indicó que “La seguridad de la comunidad TikTok es nuestra máxima prioridad, estamos a disposición de las autoridades competentes para colaborar en toda investigación”.