Los vacunados con la primera dosis menores de 60 quedan en el aire

Sanidad continuará estudiando si ponerles la segunda dosis de AstraZeneca o completar la pauta con otra marca

Thumbnail

La decisión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de no vacunar con AstraZeneca a los menores de 60 años deja en tierra de nadie a quienes ya se les ha administrado la primera dosis de esta vacuna. En concreto, son 2.154.772 de personas las que han recibido el primer pinchazo en España, y a las que correspondería el segundo a lo largo del mes de mayo. Hasta la fecha, solo 97 personas menores de 60 han completado la pauta. Por ahora, la Comisión de Salud Pública ha pospuesto la toma de una decisión en firme «a la espera de que se vaya actualizando y ampliando la evidencia científica, las evaluaciones de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en ingles) y en comunicación con otros países de la UE».

Dos opciones

Pero ya hay opciones encima de la mesa. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha adelantado que se barajan dos alternativas: no ponerles la segunda dosis o inocular una segunda vacuna de otro tipo de plataforma como Pfizer, Moderna o Janssen. La primera pasa por considerar que la dosis recibida es suficiente. Un argumento que avalan los datos de Reino Unido, donde ya se ha vacunado a más de la mitad de los adultos con la primera dosis, y una investigación publicada hace un par de semanas por la revista científica «The Lancet» que aseguraba que, solo con el primer pinchazo, se evitarían en un 76% las infecciones sintomáticas al menos en los 90 días posteriores y que incluso se reduciría la transmisión de la enfermedad un 67%.

La segunda es algo que, en principio, iría en contra de la propia estrategia de vacunación del Ministerio de Sanidad, en la que se indica específicamente que no es posible intercambiar fármacos.

Sin embargo, nuevamente en Reino Unido ya existe un precedente. Y es que a principios de enero este país ya autorizó la vacuna de Pfizer y, en la actualización de la estrategia, apuntó la posibilidad de combinarla en casos de emergencia con la de AstraZeneca con 28 días de diferencia. Por otro lado, en febrero la Universidad de Oxford inició un ensayo clínico novedoso en el que los voluntarios recibieron una dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech seguida de una dosis de la de AstraZeneca y viceversa. En estos momentos, los investigadores están analizando las muestras de sangre de los participantes para ver si la combinación ofrece buenos resultados. También hay un estudio ruso, realizado por Gamaleya Institute, para tratar de maximizar la respuesta inmune mezclando la vacuna de AstraZeneca y la Sputnik V con vectores de chimpancé y humanos Ad26. No obstante, todavía no hay suficientes evidencias como para intercambiar vacunas con la suficiente seguridad. Sanidad esperará los resultados des los diferentes ensayos puestos en marcha sobre intercambialidad de vacunas para tomar una decisión. Por otro lado, algunos expertos apuntan que habría una tercera opción, que sería completar la pauta con la misma vacuna cuando corresponda, ya que, las personas que no han experimentado ningún efecto secundario importante con la primera dosis, con muy poca probabilidad lo harán con la segunda.

Grupo 6

AstraZeneca se estaba utilizando para todo el grupo 6, compuesto por colectivos en activo con una función esencial para la sociedad, es decir las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Emergencias y Fuerzas Armadas, así como todo tipo de docentes. Las comunidades tienen muy poco margen de tiempo para descitar a los profesionales que estaban pendientes todavía de recibir la primera dosis de AstraZeneca. En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, son unos 600 los que estaban pendientes de acudir a vacunarse entre policías, bomberos y docentes.