Sanidad descarta ampliar los usos del pasaporte Covid

Varias comunidades piden que se regule como ha hecho Francia porque Galicia y Canarias están actuando por su cuenta: de momento son las únicas que lo exigen para entrar en bares y discotecas

Thumbnail

En España no habrá, al menos de momento, una ley que regule otros usos del pasaporte Covid, como ya ha aprobado Francia. El Gobierno de Emmanuel Macron consiguió sacar adelante, tras muchas modificaciones del texto, una norma muy polémica que obligará a presentar ya en agosto a todos los ciudadanos el certificado de vacunación para entrar en bares, restaurantes e, incluso, para acceder al transporte público. Pero desde Moncloa prefieren no abrir ese melón. Y eso que algunas comunidades, como Galicia y Canarias ya están actuando por su cuenta.

«Ahora el objetivo prioritario es seguir vacunando para dar las mismas oportunidades a todo el mundo», aclaró la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ayer en rueda de prensa tras el Consejo Interterritorial.

Se esperaba que en el pleno se trataran las demandas de autonomías como Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid para dotar de un marco legal homogéneo al pasaporte Covid con el objetivo de que pueda exigirse para acceder a interiores de hostelería y en discotecas con todas las garantías jurídicas. Pero Darias no avanzó nada. «Los usos del certificado covid son los que aprobó el Parlamento Europeo. Las comunidades pueden aprobar las medidas que estimen oportunas dentro de su ámbito competencial», zanjó la ministra tras aclarar que lo que Galicia y Canarias no están fuera de la legalidad porque lo que exigen para acceder a ciertos interiores no es el pasaporte de vacunación de la UE si no un simple certificado de vacunas que expide el Sistema Nacional de Salud.

Galicia fue la primera comunidad en exigir el requisito de la vacunación o, en su defecto, un test negativo para entrar a los locales de hostelería y discotecas en aquellos municipios con alta incidencia. «El otro camino sería cerrar», advirtió ayer el presidente gallego, Alberto Núñez Feijoo, tras asegurar que el sector hostelero apoya la medida que entró en vigor el sábado pasado. El lunes, la adoptó Canarias ampliando los espacios en los que es requerido este pasaporte Covid. Además de en bares y discotecas, en las islas también se exige para acceder a recintos deportivos y culturales cerrados.

El resto de comunidades prefieren esperar una ley que les otorgue seguridad jurídica. Cataluña no es contraria al uso del pasaporte Covid en ámbitos como el ocio, pero «con una regulación» para que «no sea discriminatorio», apuntó el consejero de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon. «Está en el horizonte del Govern plantearlo. Hay una regulación que tiene que prepararse. No se puede utilizar el certificado digital Covid tal como está en estos momentos, porque es un certificado planteado desde la UE para los viajes y si quieres aplicarlo en otros entornos has de tener esta transposición», explicó Argimón al diario «Ara».

Tampoco actuarán por su cuenta la Comunidad Valenciana y Madrid, que exigen también a Darias reglas comunes sobre cómo proceder.

El presidente valenciano, Ximo Puig, fue el primero en plantear en privado a la ministra adaptar a España la legislación que acaba de aprobar Francia, porque no quiere tomar medidas por su cuenta. Según dijo ayer su consejera de Salud, Ana Barceló, «corresponde al Gobierno» hacerlo y la Comunidad se mantendrá a la espera para saber «a qué otras actividades afectaría o cómo podría ser utilizado». «Hay que verlo desde una perspectiva de equidad, de igualdad de las personas», apostilló por su parte Puig, que consideró que no es ni «oportuno» ni «correcto» aplicar una medida que dejaría fuera a la parte de la población que todavía no está vacunada, no porque no quiera, sino porque todavía no le ha llegado su turno.

Sin coordinación

Por su parte, el consejero madrileño de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López, también descartó que la Comunidad vaya a exigir de momento pruebas de vacunación o una prueba negativa para acceder a ciertos lugares, pero exige a la titular de Sanidad que ejerza su iderazgo y regule cómo hacerlo.

«Pedimos al Ministerio de Sanidad que por una vez ejerza labores de coordinación», afirmó el consejero y recordó que hace un año la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ya propuso un pasaporte Covid donde constara la vacunación y quién había pasado la enfermedad. «Recordemos cómo fue cuestionado por el Ministerio de Sanidad y partidos políticos que hoy abrazan esta estrategia», puntualizó López, tras sacar pecho de que la Comunidad «va por delante» de lo que determinan las autoridades nacionales.

Comparte postura con Cataluña Valencia y Canarias el ejecutivo de Emiliano García Page. La portavoz Blanca Fernández, afirmó ayer que esta medida debe adoptarse en el marco nacional, porque «si no, volvemos locos a los ciudadanos y a los turistas».

Navarra, por su parte, también rechaza frontalmente aplicar el pasaporte Covid como lo están haciendo ya Galicia y Canarias: «De entrada no es un planteamiento que tiene la Comunidad Foral», aclaró la consejera navarra Santos Induran ayer en rueda de prensa.