Decenas de coches atrapados por la riada en una carretera de Toledo

La A-42 con la N-400 ha sido cortada

La tromba de agua que ha descargado este miércoles por la tarde en parte de la provincia de Toledo, incluida la capital, ha dejado pueblos inundados y varias decenas de coches embalsados en la carretera N-400, que une la ciudad de Toledo con el barrio de Santa María de Benquerencia.

La tormenta, que comenzó a descargar sobre las 15.00 horas, ha causado que los coches que en esos momentos circulaban por la N-400 hayan quedado atrapados en esta carretera, tal y como han informado a Efe fuentes de la Subdelegación del Gobierno, que han precisado que agentes de la Guardia Civil de Tráfico y de la Policía Nacional están desplegados en la zona, así como otros medios de emergencias.

También se han desplazado al lugar brigadas de conservación de carreteras para, cuando baje el agua, poder limpiar la vía.

El Ayuntamiento de Toledo, en su cuenta de Twitter, ha informado de que está cortado el tráfico entre el puente de la A-42 con la N-400 y la glorieta elevada de salida al centro comercial Luz del Tajo, así como otras calles y rotondas de la ciudad.

Por otro lado, las líneas de transporte urbano hacia el polígono y Santa María de Benquerencia no prestan servicio y en el barrio, los autobuses funcionan, excepto en el tramo afectado por el agua en el paseo de la Rosa, ya que la lluvia ha provocado inundaciones en esta calle.

Además, las fuertes lluvias también han causado que se interrumpa la circulación del AVE Madrid-Toledo.

Las tormentas de esta tarde han afectado con mayor intensidad a las localidades de Polán, Guadamur, Argés y Cobisa, sobre todo con garajes inundados y vehículos arrastrados por el agua, además de Toledo capital.

Según fuentes del servicio de emergencias 112, desde las 14.00 a las 17.00 horas, en la provincia de Toledo se han producido 189 incidencias por las fuertes lluvias.

En concreto, en Guadamur, su alcaldesa, Sagrario Gutiérrez, ha explicado en declaraciones a Efe que la lluvia a comenzado sobre las 15.00 horas, cuando ha empezado a “caer la mundial”, con precipitaciones tanto en forma de agua, pero “a chorros”, como de granizo.

"Ha sido una cosa impresionante, nunca antes se ha visto nada así en el pueblo", ha afirmado la regidora, que para ejemplificar la fuerza del agua ha destacado que el torrente ha arrastrado un todoterreno "que iba navegando por el agua" y varios vehículos más han llegado hasta el arroyo, entre ellos el suyo y el de su marido.

También los contenedores se han convertido en "barquitos" por la fuerza del agua, que ha alcanzado un metro de altura en la calle principal, y ha afirmado que desde el Ayuntamiento puede ver que a la plaza han llegado unas valles de obra que había en un muro en la carretera, a la entrada del pueblo.

El agua también ha entrado en viviendas e inmuebles y Gutiérrez ha indicado que “en un bar, el agua entraba por la puerta y salía por la cocina”.

Así, ha calculado que los daños materiales serán cuantiosos, si bien ha valorado que no se han producido daños personales ni ninguna persona se ha visto atrapada.

Con todo, ha considerado que es pronto para hacer una estimación de daños porque en estos momentos "todo está lleno de barro".

También es pronto aún para conocer si las lluvias han dañado el yacimiento visigodo de Guarrazar, que se encuentra a cuatro kilómetros del núcleo urbano.

Gutiérrez ha recordado que Guadamur proviene del árabe "guada", que significa agua, y del latín "murus", que es muro, y ha añadido que la vía principal se llama "calle Río", por lo que ha señalado que "ha hecho honor a su nombre".

Además, en Cobisa, las calles también han quedado llenas de barro y los vecinos se afanan en retirar el agua que ha entrado en sus casas.

Tras estas fuertes lluvias, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha activado a las 16:30 horas de este miércoles el Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (METEOCAM) en fase de emergencia nivel 1 para toda la comunidad autónoma, ampliando así la activación de este Plan que desde las 20:00 horas de ayer se había declarado en fase de alerta para toda Castilla-La Mancha.