Sociedad

¿Qué es más importante para perder peso: la dieta o el ejercicio?

La vuelta del verano despierta una de las preguntas más realizadas a los entrenadores y nutricionistas

Perder peso ya no es sinónimo de matarse de hambre
Perder peso ya no es sinónimo de matarse de hambreObjetivo Bienestar

Volver de vacaciones y subirse en una báscula es uno de los mayores temores de muchas personas el mes de septiembre. La vuelta del descanso en el periodo estival supone en ocasiones grandes cambios en el peso y composición corporal de las personas. Esto provoca en muchas ocasiones a recurrir a dietas u otros trucos.

Los gimnasios y las consultas de nutricionistas empiezan a llenarse a la vez cuando esto sucede lo que provoca que, económicamente hablando, esta sea una de las mejores épocas del año para el negocio. La búsqueda de un profesional que nos ayude a volver a ponernos en forma se convierte en prioritario tras el descanso de verano.

Pero este aumento no suele ser por una sola causa. Los expertos han destacado en reiteradas ocasiones la necesidad de no abandonar los buenos hábitos que se adquieren en aquellas épocas con más rutina aunque esto sea más difícil cuando tenemos todo el tiempo para nosotros.

¿Por qué engordamos?

Entre las principales razones destacan cinco. La primera se encuentra estrechamente relacionada con las altas temperaturas y encerrarse en una cocina lo que suele llevar a comer fuera para evitarlo. Las terrazas y el mayor consumo de alcohol serían la segunda de las causas. Socializar en el exterior cuando el tiempo es más apetecible en muchas ocasiones nos conlleva consumir calorías extra.

Más tiempo libre para comer es la tercera de las variables que se destacan. El estar en muchas ocasiones sin hacer nada puede provocar que comamos para tratar de substituir el aburrimiento. La cuarta es la alta exposición a comidas calóricas. Las barbacoas por ejemplo o los helados hacen que, sin darnos cuenta comamos mayores ingestas.

Por último, encontramos la falta de deporte. Aunque en muchas ocasiones se presente el verano como una época para hacer más deporte, el descanso tras todo el año junto con la falta de rutina provoca que nuestro peso pueda aumentar en esta época. Una vez vistas las premisas entra en juego la pregunta de qué hacer si engordamos: hacer dieta o ejercicio.

¿Qué es más efectivo?

Ante este dilema muchos han sido los que han profesado distintas teorías. Un estudio de la Universidad de Colorado consiguió revelar que en esta guerra parece ser el ejercicio el que gana. La investigación mostró que aquellos sujetos que realizaban actividad física conseguían mantener la pérdida de grasa a la larga en contra de aquellos que simplemente hacían restricción calórica a través de la dieta.

La diferencia principal se debe a que cuando se consigue un balance energético negativo, es decir, consumir menos calorías de las gastadas, es más efectivo realizarlo con deporte. Aunque parece que en esta batalla la realización de deporte es más importante los especialistas destacan que ambas son importantes.

El nutricionista Ismael Galancho, hace hincapié en sus posts de la red social Instagram de que ambas son muy importantes pero algunos mitos han quedado desfasados. Alguna de estas creencias es la de que la dieta supone un 80% cuando se quiere perder peso como demuestra la investigación descrita anteriormente.

El especialista, incluso, llega a afirmar en un post de su perfil que “es absurdo saber si importa más la dieta o el ejercicio (ambos son el 100%)”. Aún así, el nutricionista si que destaca, como el estudio, que la actividad física es clave para no recuperar peso una vez que se ha perdido.