Pfizer presenta su píldora contra la Covid-19 con mejores resultados que la de MSD

La compañía anuncia que el fármaco reduce el riesgo de hospitalización y muerte en casi un 90 por ciento entre las personas infectadas con el virus

La farmacéutica Pfizer ha anunciado un nuevo paso en la batalla contra el coronavirus. La compañía ha anunciado este viernes que su píldora experimental para tratar la covid-19 reduce el riesgo de hospitalización y muerte en casi un 90 por ciento entre las personas infectadas con el virus.

Se trata de la segunda píldora antiviral detrás de la de MSD que demuestra una gran eficacia para combatir el virus. Según Pfizer, su tratamiento redujo el riesgo de hospitalización o muerte en un 89%, frente al 50% de su competidor. La compañía, que precisó que, aunque los detalles del estudio aún no han sido publicados, serán enviados lo antes posible a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos.

Albert Bourla, director ejecutivo de Pfizer, expresó: “Las noticias de hoy suponen un verdadero cambio de juego en los esfuerzos mundiales por detener la devastación de esta pandemia. Estos datos sugieren que nuestro candidato a antivírico oral, si es aprobado por las autoridades reguladoras, tiene el potencial de salvar la vida de los pacientes, reducir la gravedad de las infecciones por covid-19 y eliminar hasta nueve de cada diez hospitalizaciones”.

La píldora de Pfizer, ‘PAXLOVID’, forma parte de un tipo de medicamentos llamados inhibidores de proteasa y está diseñado para evitar que el virus haga copias de sí mismo e invada al infectado. Los inhibidores de la proteasa se utilizan para tratar otros patógenos virales como el VIH y la hepatitis C.

Si se aprueba o autoriza, podría prescribirse de forma más amplia como tratamiento a domicilio para ayudar a reducir la gravedad de la enfermedad, las hospitalizaciones y las muertes, así como para reducir la probabilidad de infección tras la exposición, entre los adultos.

Además, el fármaco ha demostrado una potente actividad antiviral ‘in vitro’ contra las variantes circulantes de interés, así como contra otros coronavirus conocidos, lo que sugiere su potencial como terapia para múltiples tipos de infecciones.

“Es una noticia asombrosa. Mi sentimiento general fue de alivio, ha sido un largo camino “, dijo Annaliesa Anderson, directora científica de la división de vacunas bacterianas y medicina hospitalaria de Pfizer, en declaraciones a The Washington Post.

La directiva de Pfizer dijo que la compañía busca una “protección y tratamiento” contra la covid-19 en todos los sentidos. “Tenemos la vacuna para la protección y ahora tenemos la oportunidad de recibir tratamiento”, precisó. Pfizer ya ha comenzado a fabricar el medicamento y proyecta producir más de 180.000 paquetes de píldoras para fines de este año.

Las autoridades sanitarias del Reino Unido anunciaron este jueves la aprobación del uso de la primera pastilla antiviral contra la Covid-19, el molnupiravir, desarrollado por las farmacéuticas estadounidenses Merck y Ridgeback Biotherapeutic, y que utilizará en pacientes que han dado positivo en una prueba y que presentan al menos un factor de riesgo para desarrollar una enfermedad grave.