Sueño bifásico, el método medieval que podría acabar con el insomnio

Los expertos recomiendan dormir entre 7 y 9 horas para llevar una vida saludable

El insomnio aumenta con la llegada del otoño
El insomnio aumenta con la llegada del otoño

Dormir puede ser uno de los mayores placeres de la vida. Descansar de forma adecuada un fin de semana tras varios días de duro trabajo y estrés se ha vuelto un deseo para muchos cada sábado y domingo. Durante las vacaciones también sucede este pensamiento que lleva a un gran número de personas a dormir más de lo habitual para poder descansar adecuadamente tras un año estresante.

La forma de vivir de la sociedad moderna donde el ritmo de vida y estrés han aumentado exponencialmente ha llevado a muchas personas a sufrir problemas relacionados con el sueño y el descanso. Estos pueden conllevar graves problemas para la salud relacionados en muchas ocasiones con la salud física y mental de aquellos que lo padecen.

Los médicos y expertos sitúan el sueño y buen descanso como uno de los tres elementos clave para tener una vida saludable. Estos se suman al ejercicio y la dieta variada conformando un trío fundamental para evitar muchas enfermedades o simplemente para estar mucho más sanos de lo que los nuevos tiempos han provocado.

El descanso se ha relacionado mucho tiempo con las famosas ocho horas de sueño. Esta campaña hizo hincapié en la necesidad de descansar este tiempo para poder dormir bien y de forma saludable aunque las últimas investigaciones sitúan el tiempo necesario en una horquilla que va de las 7 a las 9 horas de sueño. Estas varían según el cansancio y la persona donde, por ejemplo, un deportista necesitará algo más que alguien sedentario debido al desgaste que sufre.

El insomnio o la falta de sueño han incrementado en los últimos años, algo que supone un verdadero problema para la sociedad. Para ello, los expertos recomiendan una serie de trucos como evitar pantallas o una correcta ventilación para poder descansar de forma adecuada, algo que reportará beneficios directos a nuestro organismo.

Aunque la ciencia haya encontrado algunos patrones claros acerca del descanso sigue observando con curiosidad métodos que hoy en día se encuentran obsoletos. Uno de ellos es una técnica medieval que gracias a un reciente estudio ha salido a la luz y que podría resultar clave para ayudar a muchas personas.

Sueño bifásico

En la actualidad el insomnio es uno de los problemas que afecta a un mayor número de personas. No poder dormir adecuadamente se ha vuelto toda una odisea para muchos que supone graves problemas para la salud en general.

Hay quien recurre a medicina o a terapias naturales aunque la clave podría estar en cambiar los hábitos y patrones del sueño. Un método de la época medieval podría resultar beneficioso para muchas de estas personas que sufren algún tipo de trastorno del sueño.

El conocido como sueño bifásico se trata de una metodología totalmente desconocida en la actualidad y que consiste en dormir durante dos momentos del día diferentes en lugar de un gran período de tiempo. Antes de la edad industrial las personas solían descansar en algún punto, sobretodo los privilegiados, para después dormir un poco más en la noche.

Así, este sueño trata de espaciar en dos tiempos el descanso que puede ser igual o con un periodo mayor que el otro. Durante la vigilia las personas realizaban todo tipo de tareas y según el investigador A. Roger Ekirch algunos personajes importantes de la historia resolvían grandes dudas durante ese tiempo despierto entre sueños.

A partir del siglo XIX con la industrialización y monetización del tiempo este método se dejó de lado debido al aumento del trabajo y presión. La vida pasó a ser mucho más metódica y el control del tiempo se convirtió en toda una obsesión para la sociedad.

Por este mismo motivo el método desapareció de forma drástica. Aun así, algunos expertos detallan que esto podría ser un truco y estilo que sirviese a aquellos que sufren de insomnio o algún trastorno del sueño aunque los especialistas también destacan la dificultad de llevarlo a cabo en la sociedad actual.

Llegados a este punto, dormir en dos periodos podría tener beneficios considerables para aquellos con problemas aunque la sociedad y falta de oportunidad parece lastrar su implantación de nuevo como en la Edad Media.