EE UU declara la emergencia sanitaria por viruela del mono

“Estamos preparados para llevar nuestra respuesta al siguiente nivel”, ha declarado el secretario de Salud, Xavier Becerra

En la imagen, casi un centenar de personas hacen cola para recibir la vacuna contra la viruela en Los Angeles
En la imagen, casi un centenar de personas hacen cola para recibir la vacuna contra la viruela en Los Angeles FOTO: ETIENNE LAURENT EFE

El Gobierno de Estados Unidos ha declarado hoy emergencia sanitaria nacional por el brote de viruela del mono que vive el país, en el que ya se han registrado miles de contagios aunque, de momento, ninguna muerte.

“Estamos preparados para llevar nuestra respuesta al siguiente nivel”, explicó este jueves el secretario de Salud de EE UU, Xavier Becerra, en una llamada con periodistas.

La declaración permitirá a las agencias nacionales acceder a fondos de emergencia y facilitará la gestión de vacunas y tratamientos para la enfermedad. También impulsará las labores de concienciación e información que, según las autoridades, son esenciales para contener los contagios, que avanzan con rapidez en el país, informa EFE.

“Animamos a todos los estadounidenses a que se tomen en serio la viruela del mono y que se responsabilicen para ayudarnos a hacer frente a este virus”, añadió el secretario de Salud.

A comienzos de esta semana, la Casa Blanca anunció la creación de un grupo de respuesta ante la propagación de la viruela del mono, después de sufrir críticas por su lentitud a la hora de comprar vacunas y tratamientos.

La semana pasada, las autoridades sanitarias anunciaron que más de un millón de vacunas contra la enfermedad serían puestas a disposición de los estados en los próximos días, de las cuales ya se han entregado 600.000, anunció Becerra. Además, esperan recibir otras 150.000 dosis en septiembre, y vacunas adicionales en octubre y noviembre.

El país registra actualmente más de 6.500 contagios de viruela del mono, una cifra muy superior a los 4.600 que se registraban la pasada semana.

La declaración de emergencia nacional también obligará a que los estados compartan información sanitaria sobre la viruela del mono con las autoridades federales, lo que agilizará la respuesta a la emergencia, explicó la directora de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Rochelle Walensky.

Walensky explicó que las poblaciones de mayor riesgo y principal objetivo de la campaña de vacunación son, por un lado, los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres y que tienen el virus del VIH y, por otro, los varones con mayor riesgo de contraer el sida. “Juntando a esas dos poblaciones, estimamos que hay entre 1.600 y 1.700 millones de personas en el mayor nivel de riesgo por la viruela del mono en este momento”, afirmó.

Hasta la fecha, la gran mayoría de casos detectados en Estados Unidos, así como en otros países, se dan en hombres que han mantenido relaciones sexuales con otros hombres, si bien la enfermedad puede ser transmitida a cualquier persona.

Las autoridades sanitarias estadounidenses han avisado de que lo más probable es que los contagios de viruela del mono aumenten en los próximos días, por lo que es importante que la gente esté alerta y los centros sanitarios sepan que tienen reservas suficientes, tanto de vacunas como de tratamientos, para mantener el brote a raya.

Brasil toma medidas por casos en niñas y embarazadas

Mientras tanto, el Gobierno de Sao Paulo, el estado más poblado de Brasil, ha anunciado hoy una serie de medidas para atender los casos de viruela del mono, ante la aparición de los primeros contagios en niños y embarazadas de la región.

Entre las acciones que pondrán en marcha las autoridades paulistas están establecer 93 hospitales de referencia, ampliar las pruebas de diagnóstico y los análisis genómicos en las redes pública y privada, y crear un protocolo específico para embarazadas infectadas.

Con una población estimada en 46 millones de habitantes, el estado de Sao Paulo es el más afectado de Brasil por viruela del mono y registra hasta la fecha 1.298 casos, de los que el 97 % corresponden a hombres con una edad promedio de 33 años, según datos oficiales.

Sin embargo, el Gobierno de Sao Paulo detalló hoy que dos embarazadas, cinco niños de hasta cinco años de edad y otros cinco adolescentes están aislados tras diagnosticarles viruela del mono.

El 98 % de los casos registrados en Sao Paulo desarrollaron apenas síntomas leves y tan solo un 2 % necesitaron ser hospitalizados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó hace dos semanas una emergencia sanitaria internacional por el brote, después de que se hayan detectado más de 26.000 casos en 75 países, muchos de ellos europeos, y nueve muertes (dos de ellas en España, una en Brasil, una en India y cinco en África).