Alerta sanitaria: descubren nuevos tipos de cáncer relacionados con los implantes mamarios

La FDA documenta el desarrollo de tumores en el tejido cicatricial que se forma alrededor de las prótesis

Implantes de mama de silicona
Implantes de mama de silicona

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) ha publicado recientemente un informe sobre nuevos tipos de cáncer que están afectando a mujeres con implantes mamarios. En concreto, alerta de que se están dando casos de carcinoma de células escamosas (CCE) y varios linfomas, en el tejido cicatricial (cápsula) que se forma alrededor de las prótesis.

Anteriormente, la agencia reguladora de salud ya había advertido de la presencia de un tipo de cáncer inusual llamado linfoma anaplásico de células grandes relacionado con los implantes mamarios texturizados. Se trata de un tipo raro de cáncer no Hodgkin que se presenta en el 3 por ciento de los adultos y que se manifiesta por la aparición de ganglios linfáticos de gran tamaño, especialmente en la región cervical y axilar. Los síntomas más comunes incluyen pérdida de apetito, cansancio, así como fiebre, pérdida de peso y sudoración nocturna.

En este nuevo comunicado, la FDA ha detectado otro tipo de cáncer llamado carcinoma de células escamosas, además de otros tipos de linfoma. De momento, la agencia tiene conocimiento de menos de 20 casos de carcinoma y menos de 30 casos de varios linfomas en la cápsula que rodea el implante. Según detalla The New York Times, estos tipos de cáncer se han relacionado con prótesis de todo tipo, incluidas las de superficie texturizada y lisa, y las rellenas de solución salina o silicona.

Por ahora no hay suficiente información para determinar si los implantes mamarios fueron la causa o si algunos tipos de prótesis tienen mayor riesgo que otros. “Este es un asunto emergente y nuestra comprensión de él está evolucionando”, señala el comunicado. No obstante, dada la generalización del uso de los implantes mamarios, la FDA ha visto conveniente lanzar esta advertencia y describir los posibles síntomas. En algunos casos, según indica, las mujeres fueron diagnosticadas años después de tener los implantes. Los síntomas más informados fueron hinchazón, dolor, bultos y cambios en la piel.

La agencia explica en un comunicado que aunque tanto los linfomas como otros tipos de cáncer asociados a las áreas que rodean los implantes son poco frecuentes, es conveniente que “los proveedores de atención sanitaria y las personas que tienen o están considerando la posibilidad de tener implantes mamarios, sean conscientes de que se han notificado casos a la FDA”.

Recomendaciones de la FDA para personas que tienen o están considerando implantes mamarios:

-Infórmese bien sobre los riesgos y beneficios de los implantes mamarios.

-Si tiene implantes mamarios, no es necesario que cambie su atención médica rutinaria ni su seguimiento.

-Tenga en cuenta que se han notificado casos de carcinoma de células escamosas (CCE) y diversos linfomas en la cápsula que rodea el implante mamario.

-Supervise sus implantes mamarios mientras los tenga. Si nota algún cambio anormal en sus mamas o implantes, hable de inmediato con su cirujano o proveedor de atención médica.

-Si no tiene síntomas, la FDA no recomienda la retirada de los implantes mamarios.

Solo en los Estados Unidos, cada año, 400.000 mujeres se colocan implantes mamario: 300.000 por motivos estéticos y 100.000 por reconstrucción mamaria tras mastectomías realizadas para tratar o prevenir un cáncer de mama. Entre las personas con mayor riesgo para desarrollar enfermedades posteriores a la intervención estarían las pacientes con cáncer de mama que se han sometido o tienen previsto someterse a a quimioterapia o radioterapia, además de las mujeres fumadoras, o aquellas que sufren enfermedades como lupus o diabetes.

Los implantes mamarios son dispositivos médicos que se implantan debajo del tejido mamario o del músculo pectoral para aumentar el tamaño de los senos, para reemplazar el tejido mamario que se extrajo debido a un cáncer o un traumatismo, o que no se desarrolló correctamente debido a una anomalía mamaria grave. También se utilizan en cirugías de revisión, que buscan corregir o mejorar el resultado de una cirugía original.

Hay dos tipos de implantes mamarios aprobados para la venta en los Estados Unidos: rellenos de solución salina y rellenos de gel de silicona. Ambos tipos tienen una cubierta exterior de silicona. Varían en tamaño, grosor de la concha, textura de la superficie de la concha y forma (contorno). Los implantes mamarios no son dispositivos de por vida. Cuanto más tiempo tenga sus implantes, más probable será que se los quiten o reemplacen.