MENÚ
lunes 17 junio 2019
03:15
Actualizado

Una enorme explosión solar podría amenazar la Tierra dentro de 100 años

Los científicos advierten que estrellas maduras como el Sol pueden registrar estos fenómenos, más habituales en estrellas jóvenes

  • Imagen de una explosión solar
    Imagen de una explosión solar /

    NASA

Tiempo de lectura 2 min.

13 de junio de 2019. 12:39h

Comentada
Paco Rodríguez 13/6/2019

ETIQUETAS

Los científicos alertan de que en los próximos 100 años podría producirse una explosión masiva en el sol que amenazaría la Tierra. Hasta ahora se pensaba que este tipo de fenómenos sólo podía producirse en estrellas jóvenes, pero los recientes descubrimientos de los investigadores del Laboratorio de la Universidad de Colorado-Boulder indican que las estrellas maduras también podrían lanzar explosiones destructivas, como las que se producen cuando las estrellas lanzan enormes ráfagas de energía que pueden verse a través de las galaxias, a cientos de años luz de distancia.

Los científicos consideraban que la Tierra podría estar segura, porque tales eventos ocurren en gran medida en estrellas más jóvenes y más activas, y ahora advierten de que si se produjera una explosión de este tipo podría eliminar la tecnología de toda la Tierra, acabaría con todos los satélites que orbitan alrededor del planeta, provocaría apagones generalizados y causaría daños económicos de una enorme magnitud. La compañía de seguros Lloyd's de Londres, estima que los efectos de un fenómeno como este duraría entre uno o dos años y que tendría una repercusión económica negativa de entre 600.000 millones y 2,6 billones de dólares.

Yuta Notsu, investigadora de la Universidad de Colorado-Boulder, dijo en un comunicado que, a pesar de que son eventos raros, hay alguna posibilidad de que podamos experimentar uno en los próximos 100 años. Por ello, han solicitado a las autoridades que tomen las medidas oportunas para estar preparados para un fenómeno que sería catastrófico

El fenómeno fue observado por primera vez por el Telescopio Espacial Kepler, que busca estrellas que orbitan alrededor de planetas del tamaño de la Tierra, detectó que algunas de esas estrellas parecían brillar de repente. Estos brillos están provocados por las explosiones masivas (conocidas como superflares) y son menos habituales a medida que las estrellas envejecen. "Las estrellas jóvenes tienen superflares una vez a la semana", dijo Notsu. "Pero en el caso del Sol, sólo ocurren una vez cada pocos miles de años".

El debate ha surgido entre la comunidad científica pero no han podido determinar cuando se produciría esta nueva explosión solar masiva. "Si se produjo una hace 1.000 años, probablemente no haya motivo por el que preocuparse. En ese momento, los habitantes de la Tierra podrían haber visto una gran aurora. El problema es que si se produjera ahora, el problema sería mucho mayor debido a toda la tecnología electrónica", dijo Notsu, que ha publicado su estudio en la revista "The Astrophysical Journal"

Últimas noticias