MENÚ
sábado 16 noviembre 2019
21:19
Actualizado

"Manadas": 129 agresiones sexuales en solo tres años

Solo en 2019 se han denunciado, al menos, 38 casos de agresión sexual en grupo. El 12 por ciento lo grabó en vídeo.

  • Uno de los presuntos miembros de la «manada» de Manresa pasó ayer a disposición judicial. Foto: La Sexta
    Uno de los presuntos miembros de la «manada» de Manresa pasó ayer a disposición judicial. Foto: La Sexta

Tiempo de lectura 4 min.

16 de julio de 2019. 00:27h

Comentada
Laura L. Álvarez Madrid. 16/7/2019

Una de cada cuatro agresiones sexuales en grupo han sido cometidas por menores de edad, el 38 por ciento de las víctimas también lo son y las comunidades autónomas donde más violaciones en «manada» se producen son Andalucía, Valencia y Cataluña. Y, una de las claves de esta problemática: al menos el 12 por ciento de estas pandillas de delincuentes grabó con el móvil el episodio sexual forzado. Son algunos de los datos que han recogido desde la plataforma Geoviolenciasexual, donde actualizaban mensualmente (ahora, dada la frecuencia de los casos, lo hacen cada semana) las agresiones sexuales en grupo que, o está aumentando en nuestro país o simplemente se denuncia más. La eterna duda ante el repunte de algunos delitos. «El hecho de que quedaran en libertad los miembros de “La Manada” de Sanfermines, puede que indujera a un efecto imitación», reconoce la responsable de la web, Graciela Atencio. Solo en lo que va de año se han contabilizado 38 agresiones sexuales «en manada». Y 129 desde 2016, cuando comenzaron el conteo de estos casos.

Es decir, que en España han actuado más de 125 «manadas» diferentes en solo tres años. Y es que la web no contabiliza todos los casos que se producen sino los que han sido denunciados y publicados en algún medio de comunicación; probablemente un porcentaje muy inferior al real: «Hemos tenido conocimiento de algunos sucesos en los que la víctima no ha querido denunciar», reconoce Atencio.

Para la activista y periodista se trata de un problema con varias aristas pero sin duda la educación sexual y la introducción de los menores en el porno a una edad tan temprana (desde los ocho años, según un estudio reciente) son algunas de las claves. «Los niños pretenden recrear en la realidad el porno que consumen desde su móvil; muchas veces, pornografía muy violenta». Habla de «modalidades» que se pueden elegir desde los portales que ofrecen este tipo de vídeos donde, además del tipo de mujer que quieres visualizar se pueden «clickear» opciones tipo «gang bang» donde predomina el sexo en grupo de forma violenta.

«De ahí, que luego los chicos quieran reproducirlo en la calle o incluso para compartirlo más tarde y por eso graban los encuentros». De hecho, más de la mitad de las agresiones registradas en año pasado fueron cometidas por grupos de dos o tres varones (54,4%) y tres de cada cuatro por grupos de hasta cuatro varones (75,2%).

De las 129 agresiones se han identificado a 440 agresores sexuales y al menos 112 eran menores, Es decir, uno de cada cuatro agresores sexuales era menor de 18 años (los hay de solo 12 años). La mayoría actuaron de noche o de madrugada, sus víctimas eran desconocidas o se habían conocido esa misma noche y el 38 por ciento de las víctimas eran menores (las hay de nueve años).

Atencio considera que se trata de un delito que prolifera en verano «porque se asocia al tiempo libre, al ocio...». Puede que esto encaje con el repunte de la última semana y los casos de Manresa, Cambrils, Vitoria y Mallorca. De este último caso también se desprende un dato revelador: también hay víctimas varones pero no hay ninguna agresión cometida por una mujer.

A pesar de que el verano lleva camino de superar la estadística del año pasado, en lo que llevamos de 2019 el mes de febrero, con siete agresiones sexuales múltiples, fue el mes con más casos. Las cuatro provincias con más casos son Barcelona (13 denuncias), Valencia (12), Málaga (10) y Alicante (9). En cuanto a los escenarios donde llevan a cabo estas prácticas forzadas predominan las viviendas particulares de alguno de los agresores o en lugares apartados como aparcamientos públicos.

De los casi 130 casos que se han producido desde 2016 se puede inferir que el día más propicio a que cometan este tipo de delitos suele ser en algún contexto festivo o en verbenas populares tipo Noche de San Juan, fiestas populares o el caso más famoso: en las fiestas de San Fermín de 2017.

Drogas y estrés postraumático

La narcotización involuntaria de las víctimas es otra constante en este tipo de agresiones. Además, en este tipo de casos ocurre, además, que la víctima puede que no recuerde nada o muy poco de lo ocurrido, lo que complica la investigación policial al no poder aportar datos precisos de sus agresores aunque, psicológicamente, los expertos sostienen que puede ser beneficioso el hecho de que no haya quedado registrado en su mente el horror sufrido.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs