Sucesos

Fuerzas de Seguridad

Las pistas halladas en el coche de Isla han sido determinantes para encontrar su cadáver en Valdepeñas

Los dos arrestados, uno el dueño de la finca donde han sido encontrados los huesos, podrían haber llevado el automóvil hasta Albacete para simular una desaparición voluntaria

Las evidencias obtenidas en el automóvil de Juan Miguel Isla, que apareció en Albacete, han sido determinantes para el esclarecimiento de la desaparición y muerte del empresario, según han informado a LA RAZÓN fuentes próximas a la investigación.

El automóvil, un Renault Clio, debió ser llevado allí por alguno de los dos individuos que han sido detenidos ahora por la Guardia Civil, ya que el cuerpo de Isla, si se confirma que los huesos hallados en una finca de Valdepeñas, estuvo desde el primer momento dentro de un pozo. Habrían tratado de simular una desaparición voluntaria del empresario y desvincularse del crimen.

A este respecto, las citadas fuentes han precisado que no fue el propietario del terreno, Antonio C.V., el que indicó el lugar, sino que ese hallazgo se corresponde con las pesquisas realizadas por la UCO de la Benemérita.

Esta mañana, se ha comunicado oficialmente, dado que se ha decretado el secreto del sumario, que “en las actuaciones que la Guardia Civil viene llevando a cabo sobre la desaparición de Juan Miguel Isla Fernández, investigación en la que ayer se produjeron dos detenciones y la recuperación de un cuerpo -cuya plena identificación se espera confirmar próximamente- en el pozo de una finca cercana a la localidad de Valdepeñas, en el día de hoy se continúa con trabajos de drenaje del pozo y recuperación de todos los elementos que se hallen en su interior de interés para la investigación. Además, en las próximas horas está prevista la práctica de varios registros domiciliarios en las localidades de Manzanares y Valdepeñas”.

Los arrestados serían el “mediador” con el que Isla iba a encontrarse el 22 de julio del año pasado en Manzanares para cobrar el dinero (50.000 euros) de unas fincas (se habían realizado otros pagos previos) y un colaborador de éste. Isla, residente en San Juan (Alicante), se desplazó a Manzanares, de donde era natural, para realizar esta gestión, pero a partir de esa fecha se le pierde el rastro. Meses después fue encontrado su coche en un aparcamiento en Albacete, automóvil en el que los expertos hallaron importantes pistas para seguir con las pesquisas.

Juan Miguel Isla, que entonces tenía 58 años, desapareció el 22 de julio de 2022 después de acudir a una cita de negocios con un intermediario de su pueblo. Isla asistió a una reunión en la que quería vender una finca de su propiedad. El coche de Isla, un Renault Clio, fue localizado el pasado 25 de enero, abandonado a las afueras de Albacete. Está claro que no fue el empresario el que lo llevó allí, sino, probablemente, alguno de los dos implicados.