La correa antipérdida para AirPods, la idea que ha fracasado en ventas

Una idea, que aunque ingeniosa, ha logrado excasas ventas por conectar un cable a unos cascos cuya principal virtud es ser inalámbricos

Aprovechando el tirón de las últimas novedades del mercado, muchas personas aprovechan para dar rienda suelta a su imaginación y poder vender algo que vaya en consonancia con la tendencia del momento.

En este caso hablamos de los AirPods, el último invento tecnológico de la empresa Apple. Se tratan de unos cascos inalámbricos que ofrecen una gran calidad de sonido y comodidad a los usuarios, especialmente, su versión más cara, los AirPods Pro que cuentan además con cancelación de ruido y resistencia al agua y al sudor.

Como todo lo que lanza la empresa californiana la salida de los cascos fue un auténtico “boom” en todo el mundo, con ventas que superaron las expectativas. Un gran logro y más si tenemos en cuenta el precio de estos aparatos, que ronda desde los 179 euros para el modelo básico hasta los 279 para los AirPods Pro.

En cualquier caso, el principal atractivo de los auriculares AirPods es su funcionalidad inalámbrica, lo que otorga al usuario una mayor comodidad y ligereza en el día a día. Sin embargo, esta virtud también puede ser su principal problema, puesto que estos cascos suelen caerse y perderse con relativa facilidad. Es por ello que muchos comerciantes han visto la oportunidad de poder sacar un beneficio económico, al mismo tiempo, que solucionan el problema de perder unos cascos de tanto dinero.

El problema reside en que la idea se resume en vender una cuerda que una ambos cascos por detrás de la cabeza mientras los usas, para así evitar que se te caigan. Como era previsible, la idea ha fracasado. El motivo es sencillo: si unos cascos con un valor cercano a los 300 euros y cuya característica principal es la conexión ´bluetooth` para no tener que utilizar cables cuando escuches música, comprar unos aparte para que funcionen igual que cualquier otro auricular no se antoja muy apetecible.

A esto se suma que el valor de estas “correas de transporte” alcanza hasta los 60 dolares. Precio de venta que, por ejemplo, ha puesto la cadena de tiendas estadounidenses Nordstrom. Es cierto que muchos usuarios han calificado la idea como genial, pero también ha sido objeto de críticas y burlas en las redes sociales. No ha sido la úncia en subirse al carro, Amazon hace poco también lanzó su propia propuesta, aunque con precios un poco inferiores.

“Imagina pagar 200 euros por unos AirPods para convertirlos de nuevo en unos auriculares normales” escribió una usuario en Twitter. Y como ella, cientos de memes inundaron las redes.