La impresionante imagen del cohete chino que podría caer en Madrid

En mitad de su carrera hacia La Tierra, los astrónomo del Proyecto del Telescopio Virtual han capturado una fotografía única del mismo

La impresionante imagen del cohete chino que podría caer en Madrid
La impresionante imagen del cohete chino que podría caer en MadridGianluca Masi/Virtual Telescope Project

Está descontrolado y podría caer en Madrid. Así es nos ha presentado al Long March 5b, el cohete que China lanzó el pasado 28 de abril y que se espera que vuelva a entrar en la órbita terrestre este mismo sábado. Desde el país asiático, han explicado que es poco probable que toqué una zona habitada y que, además, no existe ningún riesgo de provocar daños. Aún así, las dudas son más razonadas.

En mitad de esa carrera hacia La Tierra, los astrónomo del Proyecto del Telescopio Virtual han capturado una imagen del mismo. Corresponde al 6 de mayo. “En el momento de la captura de la imagen, la etapa del cohete estaba a unos 700 kilómetros de nuestro telescopio, mientras que el Sol estaba solo unos pocos grados por debajo del horizonte, por lo que el cielo era increíblemente brillante: estas condiciones hicieron que la imagen fuera bastante extrema, pero nuestro telescopio robótico logró capturar estos enormes escombros”, ha señalado Gianluca Masi, astrónomo del proyecto, en un comunicado. “Este es otro gran éxito, que muestra las asombrosas capacidades de nuestra instalación robótica para rastrear estos objetos”.

La impresionante imagen del cohete chino que podría caer en Madrid
La impresionante imagen del cohete chino que podría caer en MadridGianluca Masi/Virtual Telescope Project

“Como pueden ver, en la parte inferior de la imagen brillante del cohete se encuentra el típico efecto de floración del CCD, debido al brillo extremo del objeto”. ha añadido. Los CCD son los dispositivos de carga acoplada.

Sobre el momento en el que impactará sobre el planeta, no se puede asegurar una hora exacta ni un lugar concreto. Principalmente, porque se encuentra fuera de control y a una velocidad de siete kilómetros por segundo. Lo que hace pensar que, si tarda unos minutos o menos, podría caer en cualquier lugar: habitado o no. Por lo que el riesgo para la vida humana no está descartado del todo.