Los administradores de los grupos de WhatsApp podrán eliminar cualquier mensaje publicado en ellos

La nueva función, en desarrollo, también permite que un administrador elimine los mensajes de otro administrador dentro del grupo

¿Moderación o censura?
¿Moderación o censura? FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Cottonbro / Pexels.

WhatsApp está desarrollando una nueva función que va a tener un profundo impacto en el funcionamiento de los grupos dentro de la aplicación. Según recoge la web especializada en la “app” de mensajería Wabetainfo, los administradores tendrán la capacidad de eliminar cualquier mensaje publicado dentro de su grupo. Y cualquiera es cualquiera, también el de otros administradores.

La función está presente en la versión 2.22.1.1, disponible a través del programa Google Play Beta que permite el acceso a las versiones en pruebas de las aplicaciones. La característica aún no está habilitada para todos los testadores, pero Wabetainfo ha podido probarla. Cuando un mensaje es eliminado por un administrador, el resto de los miembros del grupo verán en su lugar el mensaje “this was removed by an admin” (”ha sido eliminado por un administrador”).

La nueva función se añade a los cambios que WhastApp está probando con “Eliminar para todos”. En una beta anterior aumentó el tiempo durante el que esta opción está habilitada tras el envío de un mensaje hasta siete días y ocho minutos, pero circunscrita a los mensajes que el usuario crea. Se desconoce si ese será también el plazo de tiempo del que dispondrá un administrador para el borrado de un mensaje o será diferente.

La eliminación de mensajes de los usuarios en un grupo por los administradores promete ser un añadido polémico para la aplicación de Meta. En manos del administrador correcto, aumenta su capacidad de moderación y puede contribuir a mejorar la discusión en un chat. En manos del administrador equivocado, puede servir como herramienta de censura y perjudicar a otros participantes en el chat. Por no mencionar el posible caso en el que dos administradores tóxicos estén enfrentados, con lo que la guerra estaría servida.