Microsoft Word esconde un corrector “inclusivo” que te dice si estás siendo ofensivo

La función está implementada de forma diferente según el idioma escogido. Mientras que en español aparece más orientada al lenguaje ofensivo, en inglés abarca más áreas alineadas con la corriente “woke”

Alguien, en algún lugar, se ha ofendido.
Alguien, en algún lugar, se ha ofendido. FOTO: La Razón

La batalla ideológica se libra hasta en los sitios más insospechados. Escondidas entre las opciones de Microsoft Word para Office 365 en inglés y desactivadas por defecto, motivo por el que han pasado inadvertidas a la gran mayoría de usuarios, el programa muestra una serie de opciones enfocadas a que los textos que se escriban con Word sean inclusivos. Es decir, carezcan de cualquier sesgo de género, cultural, por edad, racial o por la orientación sexual que pueda resultar ofensivo para alguien. También para evitar los insultos étnicos en los escritos y señalar cuando se deben utilizar pronombres neutros en género así como lenguaje específico para un género. El sueño de cualquier seguidor de lo que aquí se conoce como “políticamente correcto” y lo que los anglosajones encuadran en la cultura “woke”.

Estas características están incluidas en las versiones de Microsoft Word a las que se pueden acceder a través del servicio de suscripción Office 365, que permite el uso tanto de la versión web del programa como la descarga de la aplicación de escritorio, desde 2019.

Listado de sesgos que Word quiere que evites en la versión en inglés del programa.
Listado de sesgos que Word quiere que evites en la versión en inglés del programa. FOTO: La Razón

Cuando se activan estas opciones en los ajustes del programa, Word pasa a subrayar en color morado las expresiones que califica como inapropiadas u ofensivas y ofrece alternativas al hacer clic con el botón derecho sobre la palabra problemática. Así, el programa recomienda sustituir expresiones comunes como “blacklist” (lista negra) y “whitelist” (lista blanca) por “accepted list” (lista aceptada) o “allowed list” (lista permitida), “postman” (cartero) por “postal worker” (trabajador postal), “maid” (criada) por “house cleaner” (limpiador de la casa), “manpower” (mano de obra) por “workforce” (fuerza de trabajo) o “showgirl” (cabaretera o corista) por “performing artist” (artista interprete), entre otras. También se ven afectadas citas históricas como la de Neil Amstrong al pisar la Luna, “one giant leap for mankind” (un paso gigantesco para la humanidad), sobre la que Word propone cambiar “mankind” por “humankind” o “humanity” para no molestar a nadie.

El sesgo de lo políticamente correcto está menos marcado en la versión de Word en español. Mientras que en inglés las opciones mencionadas aparecen en el apartado Inclusividad, en español se incluyen solo algunas de ellas bajo el epígrafe Lenguaje no discriminatorio. En concreto, las de Género, Orientación sexual y Raza u origen. Si se activan, Word señalará como ofensivas expresiones claramente denigrantes, pero también otras de uso común como las ya mencionadas “lista negra” (para lo que sugiere “lista de bloqueados”) o “lista blanca” (lista de permitidos). En cualquier caso, la lista de motivos por las que el usuario puede ofender a alguien es menor en español que en inglés.

En la versión en español, la cosa es menos distópica. La "inclusividad" se sustituye por "Lenguaje no discriminatorio", con menos opciones.
En la versión en español, la cosa es menos distópica. La "inclusividad" se sustituye por "Lenguaje no discriminatorio", con menos opciones. FOTO: La Razón

Los esfuerzos de Word por ser inclusivo no se limitan a señalar expresiones inapropiadas y recomendar otras. En español, también admite como correctas fórmulas del lenguaje inclusivo como “niños, niñas y niñes” sin que el corrector subraye en rojo la patada al diccionario que supone “niñes”.