Ocio

Diez formas de tomarse 2019 en serie

Este año ha dejado un repertorio impecable en todos los sentidos, lejos de ceñirse a una selección, aquí se resumen algunas de las más ambiciosas en cuanto a trama, reparto, imagen, mensaje...

Imagen de la serie "Chernobyl"
Imagen de la serie "Chernobyl"

Algunas de estas series se hicieron un hueco en la cultura pop y otras pasaron totalmente desapercibidas. De todos modos, tanto unas como otras siguen a nuestra entera disposición, listas para deleitarnos con su brillantez visual, su sofisticación narrativa o su hondura analítica. ¿Tendrá usted tiempo de todas estas series hasta que publiquemos la lista de las mejores de 2020?

«Fleabag» (2ª temporada)

Ni los fans más acérrimos de la primera temporada podían imaginar qué profunda, y gozosa, y dolorosa e hilarante resultaría ser la segunda. «Fleabag» es el tipo de serie que nos da esperanza en el futuro. Si una ficción tan audaz y exquisita logra triunfar, otras ficciones igual de audaces y exquisitas vendrán.

«Succession» (2ª temporada)

En su nueva temporada, este retrato de una familia de adinerados sin escrúpulos ofrece más comedia, más tragedia, más terror y más capacidad para humanizar a sus protagonistas sin olvidar que representan a los gobernantes de nuestro mundo y, por tanto, son seres despreciables.

«Chernobyl»

Sobre el papel, una miniserie de seis horas sobre uno de los accidentes nucleares más devastadores de todos los tiempos puede no parecer atractiva. Pero, «Chernobyl» resultó ser completamente absorbente, gracias a su mezcla de empatía hacia las víctimas e indignación por la arrogancia, la codicia y la ignorancia que provocaron el desastre.

«Watchmen»

La serie, sin duda, desgarradora, conmovedora, astuta, hilarante y tan extraña como una tormenta de calamares, plantea cuestiones espinosas sobre las relaciones raciales en Estados Unidos y el significado cultural de los superhéroes y otras tantas preguntas difíciles de responder. Pero, que nadie tema errar la respuesta: el único error sería no verla.

«Mindhunter» (2ª temporada)

Aún más astuta e impactante que en su primera temporada, este año «Mindhunter» nos ha ofrecido no solo un apasionante «whodunit» sino también, sobre todo, un tratado sobre el crimen, el castigo, la enfermiza fascinación que los asesinos en serie provocan, la búsqueda imposible de justicia y cómo todas esas cosas afectan a aquellos que persiguen a los malos.

«Barry» (2ª temporada)

Muchos pensaron que no podría ofrecer tan histéricas yuxtaposiciones de violencia, humor y emoción durante más de una temporada, y se equivocaron. En los 8 episodios de la 2ª temporada, «Barry», ha demostrado qué largo e incierto es el proceso de salida de la depresión, y cuántas risas pueden llegar a empedrar el camino.

«Better Things» (3ª temporada)

La tercera temporada de esta meditación sobre lo que significa ser mujer en la mediana edad es, de largo, lo mejor de la serie. Está llena de historias sobre la maternidad, el trabajo, las relaciones sentimentales y las tensiones intergeneracionales, ingeniosamente narradas y alternadamente divertidas, conmovedoras, sensuales, inquietantes y, a su vez, profundamente tristes.

«Undone»

Situada gracias a la rotoscopia a medio camino entre la animación y la acción real –un lugar idóneo como metáfora del estado mental de su protagonista–, ofrece un exuberante viaje a través de la conciencia humana y una rica meditación sobre la familia, la identidad y la espiritualidad.

«Mr. Robot» (4ª temporada)

Su temporada final nos proporcionó una mirada fascinante al poder del capitalismo para crear división y disensión, y logró dejarnos boquiabiertos con su complejidad y su afán experimentador. Incluyó, además, un episodio mudo, uno de homenaje al teatro y un viaje a un universo alternativo. «Mr. Robot» resultó ser realmente única.

MR. ROBOT -- "eps2.8_h1dden-pr0cess.axx" Episode 210 -- Pictured: (l-r) Christian Slater as Mr. Robot, Rami Malek as Elliot Alderson -- (Photo by: Michael Parmelee/USA Network)
MR. ROBOT -- "eps2.8_h1dden-pr0cess.axx" Episode 210 -- Pictured: (l-r) Christian Slater as Mr. Robot, Rami Malek as Elliot Alderson -- (Photo by: Michael Parmelee/USA Network)USA NetworkMichael Parmelee/USA Network

«Russian Doll»

Mientras reinventa una premisa francamente familiar –una mujer revive una y otra vez el día de su muerte, y trata de corregir sus propios errores– nos ofrece sorpresas narrativas sin parar, al tiempo que llena cada escena con tanto detalle, y tal número de diferentes interpretaciones y emociones, que resulta imprescindible verla más de una vez.