Una serie de «policías normales»

«Los hombres de Paco» vuelven hoy a la televisión con nuevas aventuras y personajes

«Los hombres de Paco» no han tenido más remedio que volver a enfundarse sus armas y sus buenas intenciones para regresar a la acción. Ya durante la presentación de su resurrección insistieron en que obedecían al «clamor popular». Y ninguno de los actores se atrevió a decir que no: era ponerse de nuevo en la piel, 10 años después, de los policías creados por Daniel Écija y Álex Pina, que marcaron un hito en nuestra televisión a lo largo de nueve temporadas y 117 capítulos.

Nos lo confirman los propios actores. Neus Sanz, que volverá a interpretar a Rita Peláez, confiesa a LA RAZÓN que la llamada para volver «nos pilló un poco a todos por sorpresa, y eso que la gente me lo decía mucho por la calle, y pensé que igual que me lo cuentan a mí, lo cuentan en redes sociales, y creo que los ’'capos’' lo debían estar leyendo». La gran Rita, nos cuenta la actriz, vuelve «en un cargo bastante importante y con responsabilidad. Tiene dos hijos, uno de cada padre. Dos divorcios, por lo cual está un poco, no voy a decir quemada, pero sí creo que se ha dado cuenta que ha crecido a la fuerza y de golpe, gestionando su trabajo con la vida privada». Por su parte, Pepón Nieto, lleva en su mochila a Mariano Moreno: «Le ha pasado de todo en los 117 capítulos primeros y les está pasando de todo en estos 16». Y 10 años sin ponerse en la piel de Mariano, «pero de repente te pones los zapatos y te encuentras con Paco y las frases ya son de Mariano: es como revisitar los lugares conocidos y parece que ya has estado ahí. No diré que es fácil porque parece que le quita valor a mi trabajo, pero si es sencillo en ese sentido».

A los hombres al mando del inspector Paco Miranda, llega para tocarles... las narices, la coronel Dolores Urbizu, incorporación de la actriz Amparo Larrañaga al mundo «paquero». Una mujer difícil que a la veterana intérprete le parece un regalo. «En los personajes de alto contraste siempre he funcionado muy bien. Mujeres de gran carácter, solo que el problema de esto siempre es la capacidad de hacer comedia con ellos: decir, a ver si cogiendo el látigo, ni caes mal y además, les haces sonreír . Y eso es un poco Dolores: Tiene algunas dificultades para socializar, para entender el humor, sobre todo en el tema de las emociones. Piensa que la simpatía está sobrevalorada», nos confiesa la actriz. Para que el tándem funcionase hacía falta una dosis de confianza entre la coronel y Paco Miranda, interpretado por Paco Tous, al que literalmente le toca los huevos: «Ella no es nada rencorosa y han tenido una gran discusión y al día siguiente él está haciéndose el duro y le dice que apenas se conocen (capítulo 4 o 5), pues ella para zanjar ya la tontería....».

Esa relación Larrañaga-Tous/Miranda-Urbizu parte de la mutua admiración, como nos explica el actor: «Vi a una supermujer delante mía, sobre todo porque el primer día de rodaje me contó que llevaba 13 años sin estar delante de una cámara. Después de lo que me acababa de decir, a toda vela con ella. Y porque es solidaria: acepta lo que el otro le está dando y es pura esponja, puro corazón. Artísticamente no voy yo a inventar Amparo Larrañaga». En el caso contrario, la actriz, halagada, lo tiene más fácil, porque asegura que Tous, «no me sorprende el actor que es, y es el tío más normal con el que he trabajado: es que no parece ni un tío, y eso me da mucha tranquilidad».

Vuelven pues «Los hombres de Paco», con el estreno hoy en «prime time» de su primer capítulo, a la vez en Antena 3 y en Atresplayer Premium. Nuestros policías favoritos, mayores, pero «más graciosos y gamberros», y siguiendo el estilo que los hizo triunfar, incluso entre la Policía Nacional, como nos confirma Paco Tous: «Ellos dicen que esta serie es más real que todas las series y películas que han visto de policías. Y entonces vemos que sois policías normales, que tenéis familia, queréis a vuestros hijos y sois compañeros. Me contaron que cuando a veces se les engancha el ariete y los cacos salen por la puerta de atrás, dicen: ’'pues nada, una “pacada”, que hemos hecho’'».