Elena Sánchez elegida nueva presidenta interina de RTVE

Llegó al Ente público en 1984 al área de deportes y en 1987 cursó la oposición a redactora

Radio Televisión Española está estos días en el centro de un huracán informativo y político. A principios de esta semana se daba a conocer la carta abierta escrita por el presidente de la Corporación, José Manuel Pérez Tornero, donde explicaba que a pesar de la confianza depositada en su nombramiento en marzo de 2021 por los miembros del Consejo de Administración de RTVE, la falta de resultados , y al no darse «las circunstancias para sostener la viabilidad» de su proyecto «ni el clima propicio al diálogo dentro del máximo órgano de administración de RTVE», presentaría este martes su dimisión a la presidencia del Ente en la reunión ordinaria. Tras la reunión del máximo órgano de la televisión pública, fue la periodista Elena Sánchez la designada de manera provisional e interina para presidir RTVE, hasta que la ratifique el Congreso.

Aunque el problema ya venía de lejos, con proyectos sin frutos, gastos bajo la lupa de inspecciones, caída histórica de las audiencias y la sucesiva pérdida de la confianza de los consejeros de Podemos primero, Roberto Lakidain y José Manuel Martín Medem, y después de los del PSOE, Concepción Cascajosa, Ramón Colom y Elena Sánchez, parece que los movimientos sin control de Pérez Tornero no han gustado en el Gobierno, con las elecciones municipales a siete meses y las generales a 15. Desde el momento en el que el ya ex presidente de RTVE puso su cargo a disposición del Consejo, el clima político se ha enrarecido con las declaraciones de Podemos que han calificado de «buena noticia que se marche de la televisión pública después del daño que ha hecho», y señalando que a pesar de haber sido «elegido» por PSOE y Unidas Podemos, Tornero se puso a las «órdenes del PP». Incluso el ex líder del partido morado, Pablo Iglesias, se atrevió a hablar de él como «este señor tan facha». Desde el PSOE consideran que la dimisión del presidente es «personal» y espera que se proceda a su sustitución «cuanto antes».

Mucho más directo ha sido el líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, que aludió a la «obligatoria dimisión» de Pérez Tornero por el «control férreo» que quiere el Gobierno de Pedro Sánchez en RTVE al no gustarle cómo el actual presidente de la corporación «dirige la cadena». Según Feijóo, la dimisión del presidente obedece a una terrible máxima: «O haces lo que te mandan o simplemente te cesan». Desde el Consejo de Informativos de la televisión pública se advirtió a lo largo del martes que RTVE «se encuentra en una situación límite. Otra vez». Insiste el órgano en que la Corporación «queda de nuevo ante un escenario de bloqueo, con falta de proyecto y sin nadie al timón». Todo en un contexto de pérdida de «apoyo ciudadano, reflejado en las bajas audiencias, y con su marca e identidad desprestigiadas por el continuo acoso y maltrato público que recibe, entre otros, por parte de los partidos políticos de todos los colores». El Consejo de Informativos ha prometido defender «la independencia editorial» de RTVE y avisa de que «queda en manos de un puñado de voluntades, con enorme riesgo de sufrir una fuerte politización a las puertas de un año con varias citas electorales».

El siguiente paso es escoger la fórmula para que funcione la elección de Elena Sánchez. Parece descartada la presidencia rotatoria y también la fórmula de administrador único, por lo que habrá que encontrar un décimo consejero que apoye el nombramiento para mantenerlo en el tiempo.

Años en «la casa»

Elena Sánchez, nacida en Madrid en 1957, es licenciada en Periodismo por la UCM. Tras trabajar como periodista desde 1979 en distintos medios («Diario 16», Antena 3 Radio y Agencia Efe) se incorpora al área de deportes de RTVE en 1984 y en 1987 obtiene por oposición plaza de redactora. Durante 37 años ha estado frente a las cámaras presentando y dirigiendo telediarios, programas de actualidad y debates en La 1, La 2 y el Canal 24 Horas y ha sido reportera de «Informe Semanal» y «Crónicas». Creó el órgano de Defensa de la audiencia en 2008 y lo dirigió hasta el 2014. Rosa María Mateo confió en ella como secretaria general corporativa de la corporación, cargo que desempeñó hasta el 2020.