Díaz Ayuso apoya la tauromaquia y quiere celebrar la Feria de Otoño y una corrida homenaje a los sanitarios

Estudia medidas fiscales que puedan paliar la crisis en el sector de la covid-19 y reitera su apoyo al toreo que supone un impacto económico en la región de 414 millones de euros y 50.000 empleos

Minutos antes de las 13:00 horas desfilaba por la Puerta de Sol de Madrid la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para reunirse con distintos representantes de la Tauromaquia en la Real Casa de Correos. “Es un sector muy importante para la cultura española, el que más beneficios aporta y muchas veces es tan injustamente tratado desde el punto financiero y del reconocimiento social”, apuntó la presidenta al poco.

A la reunión han asistido, además de la presidenta de la Comunidad de Madrid, la consejera de Presidencia, Eugenia Carballedo; el consejero de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty; el director gerente del Centro de Asuntos Taurinos, Miguel Abellán; los diestros Julián López El Juli, Cayetano Rivera Ordoñez, Andrés Roca Rey, y Cristina Sánchez; y el presidente de la Fundación Toro de Lidia, Victorino Martín.

También han participado Antonio Barrera, representando a la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (ANOET); el empresario taurino de la plaza de toros monumental de Las Ventas de Madrid, Rafael García Garrido; y el ganadero y presidente de la Unión de Criadores de toros de Lidia, Antonio Bañuelos.

El sector ha podido explicar a la Presidenta las cuestiones que más preocupan y la Comunidad de Madrid ya ha pedido al Gobierno la reducción del tipo impositivo del IVA del toro de lidia, del 21% al 4%, para de esta forma mitigar las pérdidas económicas que están sufriendo muchas explotaciones ganaderas con la suspensión o aplazamiento de los espectáculos taurinos. Se trata de una medida contemplada ya en el plan que preparó el Gobierno regional para ayudar a los agricultores y ganaderos afectados por la crisis.

Díaz Ayuso ha asegurado que trasladarán al Estado las reivindicaciones de estos profesionales, como que los ganaderos del toro de lidia se puedan adherir a las ayudas de la Política Agraria Común (PAC), dependientes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación; o que se ingrese cuanto antes las prestaciones económicas que les puedan corresponder a los profesionales taurinos (matadores de toros, novilleros, banderilleros, picadores, mozos de espadas y ayudas de mozos de espada) por parte del Ministerio de Cultura y Deporte.

En lo que respecta a las competencias de la Comunidad de Madrid, la presidenta madrileña ha garantizado que van a seguir trabajando para poner en marcha iniciativas que favorezcan esta actividad que genera un impacto económico de 414 millones de euros en la región y afecta a 50.000 empleos.

En el caso de Madrid, esta pandemia ha obligado al Gobierno regional a cancelar la celebración de la Feria de San Isidro, el evento taurino más importante del mundo, y que deja en la Comunidad de Madrid 70 millones de euros, como ha explicado Díaz Ayuso. Además, también ha afectado a novilladas y otros festejos, y se han mantenido cerrados tanto el Museo Taurino como el Tour de Las Ventas.

FERIA DE OTOÑO Y AYUDAS PARA FESTEJOS

Por eso, si las circunstancias sanitarias lo permiten, la intención del Gobierno regional es poder celebrar la Feria de Otoño así como un concierto o una corrida benéfica para la Fiesta Nacional, el 12 de Octubre, con un objetivo doble: homenajear a los profesionales, tanto de la Sanidad pública como la privada, y reportar los beneficios a proyectos encaminados a la recuperación tras la pandemia.

Asimismo, se contempla la firma de un protocolo con el Ayuntamiento de Madrid para que la Escuela de la Tauromaquia pueda volver a abrir en El Batán a partir de septiembre, si la situación epidemiológica es favorable. “Vamos a estudiar el fomento de los valores de la tauromaquia, que va más allá de una corrida de toros, desde el cuidado del animal en el campo, su vida, hasta los valores que conllevan de equipo, esfuerzo, valentía y sacrificio”, ha señalado Díaz Ayuso.

El Ejecutivo madrileño es consciente de que la paralización de los espectáculos taurinos está poniendo en grave riesgo la sostenibilidad económica de muchas explotaciones de toro de lidia, de ganaderos y de familias que viven de este sector no solo en nuestra región, sino en toda España. Por eso, continuarán con las ayudas a los ayuntamientos para la celebración de novilladas de promoción, sin picadores, y clases prácticas en sus respectivas plazas de toros.

El importe de las ayudas es de 206.763 euros anuales siendo la cuantía máxima por solicitud de 18.000 euros. La Comunidad de Madrid se ha comprometido a que si este año no son posibles celebrarlos, las subvenciones no se perderán y se acumularán a las previstas para el año que viene, sobre todo, teniendo en cuenta, como ha explicado Díaz Ayuso, que todavía no se sabe cómo van a poder celebrar las fiestas patronales los municipios y que la mayoría de ellos tendrá que hacer una revisión de sus cuentas para hacer frente a los gastos generados por el COVID-19.

Madrid fue la región de España que más corridas de toros organizó en 2019 con 70 festejos, lo que supone el 20,1% del total que se celebraron a nivel nacional.

Se trata de una cifra similar a la registrada en 2018, cuando se contabilizaron 69 festejos taurinos. Además, los toros en nuestra región suponen un importante atractivo turístico a nivel mundial, como demuestran las más de 100.000 visitas que el año pasado recibió el tour de Las Ventas, y las ganaderías de toros de lidia contribuyen a arraigar la población y revitalizar los municipios rurales.