Actualidad

Calviño formaliza su carrera a la presidencia del Eurogrupo

El Gobierno registrará durante el día la candidatura de la vicepresidenta económica. El resto de posibles contrincantes no han confirmado todavía si aspiran al cargo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha confirmado esta mañana que la vicepresidenta económica Nadia Calviño será candidata a sustituir a Mario Centeno como presidente del Eurogrupo. Desde que se conoció el pasado 9 de junio la renuncia del portugués, la ministra se ha convertido en la favorita de todas las quinielas aunque se desconoce si tendrá que enfrentarse a más contrincantes, ya que el plazo para presentar candidaturas expira hoy a las cinco de la tarde.

El proceso de elección culminará el próximo día 9 de julio en una reunión del Eurogrupo. Entre los posibles adversarios de Calviño que todavía no han formalizado sus candidaturas se encuentran el ministro de Finanzas luxemburgués Pierre Gramegna y el irlandés Paschal Donohoe. Con este paso al frente, el Gobierno de Pedro Sánchez renuncia de manera implícita a la candidatura de la titular de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, para presidir la Organización Mundial del Comercio.

Para convertirse en la sustituta de Mario Centeno, Calviño deberá conseguir 10 de los 19 votos de entre los miembros de la moneda única, aunque si es la clara favorita puede ser proclamada por consenso sin necesidad de formalizar ninguna votación. Es la segunda vez que España intenta hacerse con este puesto después de que el entonces titular de Economía español, Luis de Guindos, intentara sustituir al holandés Jeroen Dijsselbloem y acabara perdiendo esta votación. Al término del mandato del holandés, de Guindos declinó volver a presentarse y optó por centrar sus esfuerzos en la carrera para la vicepresidencia del Banco Central Europeo, cargo que ostenta en la actualidad.

En el comunicado a través del que el Gobierno ha difundido la candidatura de Calviño, se destaca que el Eurogrupo es un órgano “clave para la cooperación entre los miembros de la zona euro y la construcción de una Europa más fuerte y unida” y destaca que de obtener este cargo sería “una responsabilidad que nunca ha ejercido España y que tampoco ha desempeñado antes una mujer”. Aunque la actividad del Eurogrupo ha estado paralizada durante los últimos años debido a los pocos avances en la reforma de la zona euro, la pandemia del coronavirus y los estragos económicos han vuelto a situar este foro como un órgano de máxima importancia. Para convertirse en presidenta del Eurogrupo es condición indispensable ser titular de Finanzas de uno de los países de la zona euro. Esto permite a Sánchez no tener que hacer ninguna remodelación de Gobierno. A su vez, de obtener este puesto, esto blindaría a Calviño de cara a futuros cambios en el Ejecutivo.