Las cuentas del Gobierno del cambio para 2020 despejan la legislatura

PP y Cs destacan «la estabilidad». Vox señala que no se relajará. PSOE y Adelante rechazan los números del Ejecutivo

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, momentos previos al debate final sobre la cuentas para 2020
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, momentos previos al debate final sobre la cuentas para 2020 FOTO: Manuel Olmedo Manuel Olmedo

La primera jornada del debate final del proyecto de Ley de los Presupuestos de la comunidad para 2020, a diferencia de los anteriores con Vox manteniendo la tensión hasta el último momento, resultó un preludio de lo que se prevé de aquí a final de legislatura, con el Ejecutivo haciendo enmiendas a la totalidad tras cada Consejo de Gobierno a los 37 años de presidencia socialista y con una oposición desnortada, sin liderazgo ni visos de regeneración. Sólo se salió del tiesto el diputado Carmelo Gómez, con el brazo derecho en cabestrillo e insinuaciones de índole personal. Frente a una vertiente socialista que no ve más camino que la renovación, la vieja guardia opta por la política de golpe bajo en respuesta a los golpes directos a cargo del consejero de Presidencia –vicepresidente de facto, lo volvió a llamar el PSOE– Elías Bendodo. Con la aprobación de las cuentas, que además supone un acuerdo con el socio parlamentario Vox para otro ejercicio, el Gobierno se garantiza arribar al término de la legislatura, con cuentas que se aprueban hoy en caso de ruptura con sus apoyos.

El proyecto de Ley de Presupuestos, que asciende a 38.540 millones, superó el 23 de octubre el debate de totalidad ante el Pleno del Parlamento andaluz, por lo que el debate quedó en mero trámite. Más aún tras los efectos especiales del descubrimiento de cajas fuertes o armarios con documentos del origen de los ERE y la sentencia de la pieza política del caso de por medio. Partido Popular y Ciudadanos resaltaron el mérito de conseguir sacar adelante prácticamente tres proyectos de Presupuestos en apenas seis meses. El consejero Juan Bravo es uno de los puntales del «Gobierno del cambio».

El debate comenzó con la presentación del dictamen sobre el proyecto de ley por parte de la Presidencia de la Comisión de Hacienda, Industria y Energía. Previamente al inicio del debate final del Presupuesto, se tramitó por lectura única ante el Pleno el proyecto de ley de concesión de un crédito extraordinario para sufragar las subvenciones a adjudicar a las formaciones políticas por los gastos electorales de los comicios autonómicos del 2 de diciembre de 2018. Todas las enmiendas «in voce» fueron rechazadas.

Las cuentas saldrán adelante con el aviso de los técnicos de la AiREF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) de que no es posible una bajada masiva de impuestos en la actual coyuntura. El Observatorio Económico de Andalucía, por su parte, ha señalado que las cuentas son continuistas. El cambio, de momento, es más estético y ético que de fondo. El PP-A y Cs destacaron la «estabilidad» y «credibilidad» que garantizan las cuentas. Asimismo, el PP contrapuso el modelo andaluz con el nacional, siendo Andalucía la primera comunidad con Presupuestos aprobados frente a la incapacidad en La Moncloa para cerrar acuerdos. Cs explicó que el camino para el nuevo Gobierno no ha sido fácil por las «trabas, las deudas y los agujeros encontrados como herencia». Vox, por su parte, insiste en que no se corrigen problemas estructurales pero los presupuestos son «válidos para sentar las bases de algo nuevo». Vox garantizó que no se relajará tras la aprobación del Presupuesto y estará «atento para que se cumpla lo acordado».

PSOE y Adelante rechazan de pleno los números del nuevo Ejecutivo. «Estamos ante un Gobierno andaluz instalado en una propaganda bastante debilitada por los hechos», que «está incumpliendo sus promesas, no ejecuta el presupuesto actualmente vigente» y tiene «soliviantados» a los empleados públicos, criticó el ex consejero Antonio Ramírez de Arellano. Adelante Andalucía calificó las cuentas como «una losa» para el Estatuto andaluz. Hoy finaliza el trámite de la aprobación de unas cuentas que son el espejo de la situación política actual que refleja el cambio del histórico «rodillo» socialista a un tiempo con una oposición real que ni está ni se la espera.

«La sinécdoque de Luis XIV»: «¿Con qué derecho perdonaron ayudas que además son ilegales?»

«Creyeron la sinécdoque de Luis XIV» –«El Estado soy yo»– al decir que «Andalucía soy yo», espetó Cs al PSOE. La sombra de los ERE sobrevoló el Pleno del Parlamento. «¿Con qué derecho perdonaron ayudas que además son ilegales?», cuestionó Cs al referirse a los documentos supuestamente ocultos en IDEA en cajas fuertes o armarios. De las 786 enmiendas presentadas inicialmente quedaron «vivas» 577, de las que 268 son del PSOE, 307 de Adelante y dos técnicas y conjuntas de PP y Cs.