Andalucía

Las clases vía YouTube del profesor gaditano que traspasan fronteras

A raíz del confinamiento, muchos profesores y alumnos de toda España están utilizando su canal para impartir las lecciones telemáticas

Es curioso como la expresión “dar clase” al igual que a la lección del día, hace referencia al lugar donde se imparte. Un enclave físico en el que alumnos y profesores comparten opiniones y conocimientos. Sin embargo, reducir la formación escolar a un mero espacio suena incluso arcaico. El vacío de las aulas de los centros escolares ha dado la vuelta drásticamente a las prácticas educativas convencionales y ha puesto encima de la mesa la adaptación pedagógica a las nuevas tecnologías como única solución ante el confinamiento por el estado de alarma.

Sin embargo, dar clase desde casa, algo que para jóvenes y niños suena a fantasía, para muchos profesores es más una odisea. Algunos profesores se sienten abrumados al no encontrar el método adecuado de impartir clases telemáticas. Más allá del Google Classroom que facilita mandar tareas a los alumnos y colgar materiales online, para José Antonio Lucero, profesor de Geografía e Historia en un instituto de Rota (Cádiz), este cambio en el modelo de trabajo no ha supuesto un problema. Desde hace algo más de cuatro años, el educador ayuda a sus alumnos “usando recursos lejos a los que ellos están acostumbrados”-refiriéndose a los libros-. A través de vídeos subidos a la plataforma YouTube José Antonio descubre a LA RAZÓN su método para dar clases con el fin de que los estudiantes aprendan historia y geografía “cuándo y dónde quieran”.

Aunque José antonio abrió el canal para sus alumnos del colegio, pronto causó furor en las redes y ahora en tres días, sus vídeos superan ya las 3.000 visualizaciones y su canal los 97.000 suscriptores. A través de comentarios, miles de estudiantes y profesores han encontrado en “La cuna de Halicarnaso” un lugar donde aprender la historia desde el Paleolítico hasta la actualidad, de manera divertida y entretenida. Dice que al principio subía vídeos sueltos sin relación aparente con el temario pero debido a la gran aceptación que tuvo entre sus alumnos, comenzó el proceso de grabar vídeos sobre todo el contenido del temario de geografía e historia de secundaria.

“Clase inversa”

Su pasión por la enseñanza y el montaje audiovisual le ha llevado a apostar por un enfoque pedagógico en sus clases llamado “flipped clasroom” o “clase inversa”. Este consiste en que los alumnos lleguen a clase, -física u online- habiendo visto previamente el contenido, en el caso de José Antonio Lucero a través de “La cuna de Halicarnaso”. Además de la visualización de los vídeos, para las semanas de confinamiento este profesor gaditano imparte una hora semanal de sesiones de “repaso no obligatorias” a través de videollamada y les manda actividades para continuar con “la mayor normalidad posible” el transcurso de las clases.

Sin embargo, con este estado de alarma prácticamente internacional, José Antonio Lucero nos cuenta que muchos profesores de España y de todo el mundo están usando sus vídeos para impartir sus clases virtuales. Durante esta semana las estadísticas de su canal han cambiado drásticamente ya que, además de que nunca había tenido tantas visitas, estas se registran desde las 9:00 horas hasta las 14:00 cuando antes se daba por la noche debido a que por la mañana es cuando ahora la mayoría de los jóvenes comienzan a trabajar, explica el profesor, que reconoce sentir una “satisfacción enorme” porque muchos chicos “siguen aprendiendo gracias a mi labor”.

Entre risas, José Antonio comenta que él ya se sentía “preparado” para una conversión telemática de las clases aunque lamenta que para muchos profes esto haya supuesto un “esfuerzo grande” para seguir al día con el temario cambiando completamente los recursos. “Los grandes héroes de la sociedad ahora mismo son los médicos pero creo que también hay que alabar la labor que están haciendo mucho profes a contrarreloj para que los chavales puedan trabajar”, añade el profesor roteño que califica de “satisfactorio” el “encontrarse con muchos profesores que se han puesto las pilas”.

Para desarrollar la labor educativa a pesar de las dificultades del momento, José Antonio recomienda a sus compañeros docentes:

  1. Buscar en Twitter a profesionales que de forma altruista les ayudarán a llevar a cabo cualquier actividad además de buscar recursos online gratuitos. Como “La cuna de Halicarnaso”, hay muchos creadores de contenido de los cuales los profesores pueden “asumir” para sus alumnos.
  2. La Junta de Andalucía tiene bancos de recursos activos docentes que se pueden utilizar para evitar el “arduo trabajo” que supone crear contenidos educativos multimedia.
  3. Ayudar a sus alumnos “acompañándolos” para que sepan que cualquier sugerencia o duda será resuelta a pesar de la distancia.

En su último vídeo hace un recorrido por algunas herramientas útiles para la gestión de clases online como Edpuzzle o iMovie con el fin de que los profesores saquen el máximo partido posible a estas semanas de clases no presenciales con el fin de mantener un ritmo de trabajo “parecido” al habitual y llevar tanto para alumnos como para profesores esta cuarentena de la manera más liviana posible.