Coronavirus

La tercera ola de la covid desborda el número de parados hasta el millón

La Junta advierte de que el efecto de la pandemia en el desempleo «puede ser todavía mayor» por los 121.398 trabajadores que todavía permanecen en ERTE

La hostelería andaluza está sufriendo las restricciones anticovid
La hostelería andaluza está sufriendo las restricciones anticovidÁlex Zea / Europa Press Europa Press

No es la primera vez que Andalucía supera el millón de parados, un escenario que demuestra que la covid empieza a mostrar su cara más dura en el plano económico y social. La tercera ola de la pandemia arroja a la comunidad autónoma ante el abismo de los 1.002.104 desempleados, al sumar 14.418 más el pasado mes de febrero. Por sectores, el paro se incrementó en todos menos en la construcción, cuyo descenso mensual fue de 1.020 personas, mientras que la subida del desempleo en febrero la lideró el sector servicios, con 6.169 nuevos parados. Las restricciones derivadas de la pandemia, con limitaciones horarias y de aforo en la hostelería y el comercio, han propiciado esta circunstancia. La agricultura suma 5.420 parados, el colectivo sin empleo anterior 3.271 y la industria 578.

El desempleo subió en todas las provincias de Andalucía salvo en Huelva, donde descendió en 1.767 personas (-2,87%) en relación con el mes anterior. Por el contrario, donde más subió fue en Jaén, que sumó 4.544 parados más (+8,80%), seguida de Málaga con 3.431 parados más (+1,71%), Sevilla con 2.195 desempleados más (+0,95%) y Cádiz, con 2.060 parados más (+1,10%).

Igualmente, el desempleo subió en febrero en Córdoba, que sumó 1.754 parados más respecto al mes anterior (+2,15%); Granada, con 1.600 desempleados más (+1,53%), y Almería, con 601 parados más (+0,86%).

Andalucía fue la comunidad autónoma española donde más subió el paro. Detrás se sitúan la Comunidad Valenciana (+8.363 parados) y Madrid (+7.417 desempleados).

Un dato especialmente llamativo es el de los trabajadores acogidos a un ERTE. Se trata de 121.398 empleados, lo que representa el 3,9 por ciento de los afiliados a la Seguridad Social. Málaga es la provincia que destaca con un mayor número de trabajadores incluidos en ERTE, con 41.005, seguida por Sevilla, con 26.172, y Cádiz, con 16.722. Tras estas se sitúan Granada, con 13.620 trabajadores incluidos en ERTE; Almería, con 8.204; Córdoba, con 7.413; Huelva, con 4.282, y Jaén, 3.980.

Ante estos registros, el secretario general de Empleo y Trabajo de la Junta, José Agustín González, advirtió de que «el efecto de la pandemia en el desempleo puede ser aún mayor» porque hay 121.398 trabajadores que siguen incluidos en ERTE ante la situación provocada por el coronavirus y que no cuentan como parados registrados, esto teniendo en cuenta que Andalucía «ya ha rebasado» la cifra del millón de parados. A su juicio, la influencia de los ERTE se está reduciendo en los datos del paro porque «algunas empresas abocadas al cierre ante la situación económica provocada por la pandemia del coronavirus ya han renunciado a prorrogar esta medida y ya han acabado ese periodo en que no podían despedir sin tener que devolver las ayudas recibidas». González señaló que los datos de febrero «siguen fuertemente ligados a la evolución de la crisis sanitaria», donde el sector servicios representa el 62 por ciento de los nuevos desempleados.

Ante esta situación, remarcó como «vital en los próximos meses» que se habiliten nuevas ayudas directas a los sectores más afectados. En este punto, hizo hincapié en el trabajo al respecto de la Junta y reprochó al Gobierno central «desconocer» el alcance de sus ayudas.

En esta línea, el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, calificó de «muy dura» la cifra de más de un millón de parados y alertó de que «muchos» ERTE «están acabando» en ERE, y eso «se traduce en un mayor número de desempleados». Marín explicó que «esta es una fecha en la que suele subir el desempleo en Andalucía provocado fundamentalmente por el sector agrícola», ya que «acaban muchas faenas en el campo andaluz». Junto a ello, lamentó que las consecuencias de la crisis del Covid-19 «especialmente en el sector servicios están siendo terribles».

Por su parte, los sindicatos pidieron profundizar en los derechos laborales, la activación de políticas activas de empleo y un refuerzo de los servicios públicos. Así, el secretario general de Formación y Empleo de UGT-A, Óskar Martín, subrayó que la crisis «continúa cebándose con trabajadores extranjeros, jóvenes y mujeres» y la contratación indefinida «sigue siendo prácticamente residual». El secretario de Empleo y Nuevas Realidades Laborales de CCOO-A, Sergio Santos, pidió «responsabilidad y compromiso» a las empresas e insistió a la Junta en reclamar de manera «urgente e inmediata» políticas activas de empleo. Además, lamentó que los salarios «rozan la miseria». CSIF instó a implementar un plan para reforzar los servicios públicos «como motor de la recuperación económica de Andalucía». «Hay que apostar por sectores como la industria y la innovación».