Málaga abre el Mediterráneo a los megayates

El impacto cuando el puerto esté a plena actividad será de 104 millones anuales. Las obras estarán terminadas a final de año

El consejero de la Presidencia (2i) visitó junto al alcalde de Málaga (2 d) el comienzo de las obras del proyecto para megayates en el puerto de Málaga
El consejero de la Presidencia (2i) visitó junto al alcalde de Málaga (2 d) el comienzo de las obras del proyecto para megayates en el puerto de MálagaÁlex Zea Europa Press

Con la mirada puesta en un horizonte cercano que deje atrás los sinsabores de más de un año sin actividad alguna en el segmento, el Puerto de Málaga trabaja ya en uno de los proyectos más ambiciosos de su historia que supondrá para la capital de la Costa del Sol un revulsivo económico sin precedentes.

Esta misma semana han comenzado las obras de la marina de megayates en los muelles 1 y 2 del recinto portuario, llamada a atraer el tráfico náutico-deportivo y con ello a un turista de alto poder adquisitivo que con instalaciones como ésta fijará su interés en la Costa del Sol. No en vano, se estima un impacto anual –con la instalación completa– de algo más de 104 millones de euros, lo que contribuirá al dinamismo económico del territorio, así como a la creación de un total de 809 puestos de trabajo sumando los empleos directos, indirectos e inducidos.

Un proyecto «estratégico» para los responsables del recinto portuario que dinamizará por tanto el mercado laboral en la ciudad y contribuirá a acelerar la ansiada recuperación económica, además de avanzar en la integración puerto-ciudad, demandada desde hace décadas. Para IGY Málaga Marina que ejecutará los trabajos, se trata de una «gran apuesta por un sector dentro de la náutica como es el turismo de megayates» toda vez que representa a un segmento atendido en los puertos de Nueva York, el Caribe o Londres, y acercándose ahora al Mediterráneo. Está previsto que antes de que acabe el año la Marina esté a pleno rendimiento permitiendo a las embarcaciones tomar posiciones de cara a la temporada de invierno.

IGY Marina Málaga plantea en su hoja de ruta acoger embarcaciones de entre 24 y 180 metros de eslora, ofreciendo los mejores niveles de servicio al cliente y todo tipo de comodidades y prestaciones para las tripulaciones, con aspectos como seguridad ISPS, bombeo y gestión de residuos, servicio de conserjería y potencia en sus instalaciones de 2000 amperios.

Así, los huéspedes de IGY Marina Málaga podrán aprovechar en el caso de la capital malacitana la proximidad al centro histórico de la ciudad y por tanto a sus restaurantes, comercios, y otros establecimientos, además de a la playa en una distancia de apenas 200 metros.

No en vano la cultura local y la visita a los numerosos lugares históricos o la posibilidad de jugar a golf en alguno de los más de 100 campos de los que Andalucía dispone forman parte, sin duda, de otro de los atractivos que acarreará la citada Marina.

Así, a cualquier megayate que desee conocer de antemano la Marina, se le facilitará el acomodo en el puerto de Málaga para ir conociendo de primera mano las múltiples ventajas que ofrecen unas instalaciones que van a suponer un antes y un después en el mercado de las Marinas de lujo en España y en el Mediterráneo occidental.