"Negro sobre blanco"

Más allá del periódico

En “El penúltimo Negroni” se “han recopilado temáticamente” los artículos de David Gistau, “lo que permite ofrecer un retrato caleidoscópico de este periodista y escritor único”

Portada de "El penúltimo negroni", una recopilación de artículos de David Gistau
Portada de "El penúltimo negroni", una recopilación de artículos de David Gistau La Razón

Acaba de salir “Noticia de mi vida”, el libro al que Carmen Rigalt recurrió casi en forma de asidero en uno de los momentos más adversos de su vida: había sufrido un infarto en Navidad; pocas semanas después, mientras se recuperaba, le notificaron que su relación con un periódico nacional quedaba rota después de tres décadas y, por si fuera poco, la pandemia hacía acto de presencia. El resultado es un libro que se lee con gusto, ameno y en el que se aprecia la fina ironía de la veterana periodista así como su capacidad para transmitir cariño hacia algunas de las personas que aparecen en sus páginas. Es el caso de José Antonio Gurriarán, el último director del diario “Pueblo” y muy vinculado con Andalucía como máximo responsable de los informativos de Canal Sur Televisión, impulsor del tristemente desaparecido Canal 2 Andalucía, y corresponsal de la cadena en Bruselas. Su fortuito encuentro con él en la residencia donde pasó su última etapa es ciertamente entrañable y denota el cariño así como la admiración por una figura tan poco reconocida en el periodismo.

Portada del libro "Noticia de mi vida", de Carmen Rigalt
Portada del libro "Noticia de mi vida", de Carmen Rigalt La Razón

Curtido en “La Razón”, David Gistau falleció cuando estaba probablemente en el mejor momento de su carrera. Sus primeros reportajes se publicaron en la revista “Paisajes” que distribuía Renfe en los trenes de alta velocidad. Allí firmaba también, esta vez bajo seudónimo, los textos de la sección de horóscopo y en poco tiempo logró que esta página, tradicionalmente marginada, fuera captando cada vez más lectores, presos de su ingenio e inventiva. En “El penúltimo Negroni” se han recopilado temáticamente sus artículos, lo que permite ofrecer un retrato caleidoscópico de este periodista y escritor único, que igual consigue la sonrisa del lector cuando incluye a su primogénito en un texto sobre coches compartidos o bien opina sobre la sospechosa muerte del fiscal argentino Alberto Nisman.

Otro libro de artículos es “La noche de la verdad”, en el que se recogen los de Albert Camus publicados en “Combat” en un periodo crucial, desde los meses previos a la liberación de Francia, en 1944 (con el impresionante relato de un fusilamiento masivo en represalia por un sabotaje) hasta 1949, con la amenaza del comunismo.

Sobre la guerra de Bosnia sabe mucho la periodista norteamericana Barbara Demick, que plasmó el acoso de Sarajevo en un libro; en España se editó hace poco “Querido Líder”, centrado en dar a conocer las interioridades de la hermética Corea del Norte a través de testimonios de gran valía. Son especialmente sobrecogedoras las continuas referencias a la hambruna que ha asolado el país en diversos momentos, como el recuerdo de una profesora de guardería que vio morir varios niños mientras estaba obligada a enseñarles lo “inmensamente afortunados que eran de vivir en Corea del Norte”. En la misma colección que “Querido Líder” se encuentra el apasionante libro de Mikel Ayestaran, “Jerusalén, santa y cautiva”. Considerado uno de los mejores corresponsales en la zona, Ayestaran no sólo centra su mirada en esta ciudad única y de indiscutible magnetismo sino que también lo hace sobre las distintas faunas que la habitan, desde los ultraortodoxos o jaredíes hasta los armenios, ya estuvieran radicados antes del genocidio de hace un siglo o después. Es precisamente su barrio, uno de los cuatro que conforman la “ciudad vieja”, el menos conocido de todos y sobre el que se recrea con gusto el corresponsal.

La religión adquiere un protagonismo aún mayor en “Medjugorje”, el último libro de José María Zavala, a quien pueden leer en “La Razón” los viernes. Éste recurre a la fórmula de combinar rigor en la investigación con un afán divulgativo para ofrecer un resultado que atrapa la atención del lector, incluso del más escéptico.

@miguel_olid

Imagen de “Medjugorje”, el último libro de José María Zavala
Imagen de “Medjugorje”, el último libro de José María Zavala La Razón