Deportes

Tribunales

Archivada la causa por el lanzamiento del palo en el derbi copero Betis-Sevilla

Ante la imposibilidad de identificar al autor material de los hechos

El jugador del Sevilla Joan Jordán, sentado en el suelo después de ser agredido en el partido de Copa contra el Betis.
El jugador del Sevilla Joan Jordán, sentado en el suelo después de ser agredido en el partido de Copa contra el Betis.Jose Manuel VidalAgencia EFE

El Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla ha archivado la causa abierta tras el lanzamiento de un palo de PVC, que impactó en el jugador sevillista Joan Jordán, en el partido de Copa del Rey entre el Betis y el Sevilla jugado en el Villamarín el pasado 15 de enero, informaron a EFE fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

El archivo, según las fuentes, se ha producido por la imposibilidad de identificar al autor material del lanzamiento del palo pese a que la Policía detuvo a un joven de 29 años como presunto autor de los hechos, por los que se le imputaban sendos delitos de desórdenes públicos y de lesiones.

La Policía analizó, una vez que se produjo el lanzamiento, las cámaras de la central operativa del estadio para identificar al presunto responsable del lanzamiento, aunque estas imágenes no han sido suficientes para identificarlo en la causa judicial, lo que ha determinado la decisión del juzgado adelantada este lunes por Diario de Sevilla.

Esta decisión, que no ha sido recurrida, se produce después de que el pasado septiembre el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) estimara el recurso del Betis y acordara que el Villamarín no se clausurara de forma parcial o total.

El club verdiblanco, según la resolución del TAD, debe pagar una multa que asciende a 36.000 euros a propuesta de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia del Deporte.

El lanzamiento se produjo desde el graderío de Gol Sur y, tras impactar el objeto de PVC en Jordán en el minuto 39 del partido, el duelo de ida copero fue aplazado hasta el día siguiente, cuando se celebró la vuelta sin público en el Benito Villamarín.