Indonesia: clérigo agitador islámico sentenciado a prisión

Un tribunal sentenció a un clérigo islámico a 8 meses en prisión por violar los protocolos de salud al realizar congregaciones con miles de partidarios durante la pandemia de coronavirus

Muslims wearing face masks offer the Eid al-Fitr prayer in Bali, Indonesia Thursday, May 13, 2021. Indonesian Muslims perform Eid al-Fitr prayer that marks the end of the holy fasting month of Ramadan. (AP Photo/Firdia Lisnawati)
Muslims wearing face masks offer the Eid al-Fitr prayer in Bali, Indonesia Thursday, May 13, 2021. Indonesian Muslims perform Eid al-Fitr prayer that marks the end of the holy fasting month of Ramadan. (AP Photo/Firdia Lisnawati)Firdia LisnawatiAP

(AP). Un tribunal en Indonesia sentenció el jueves a un clérigo islámico a ocho meses en prisión por violar los protocolos de salud al realizar congregaciones con miles de partidarios durante la pandemia de coronavirus.

El panel de tres jueces en el este de Yakarta, bajo fuerte protección policial y militar, falló que Rizieq Shihab había violado restricciones para la pandemia con eventos dedicados al conmemorar el nacimiento del profeta Mahoma y la boda de su hija. Fue multado además 20 millones de rupias (1.400 dólares) por una congregación masiva en Java Occidental.

Las congregaciones se realizaron menos de una semana después de su arribo de un exilio de tres años en Arabia Saudí. Shihab ha estado detenido desde el 13 de diciembre. Los jueces ordenaron el jueves que el tiempo que ha cumplido ya sea descontado de su sentencia, lo que significa que quedará en libertad en unos pocos meses.

La policía detuvo a decenas de partidarios de Shihab que trataron de realizar una protesta delante de la corte para demandar su libertad. Más de 2.500 policías y soldados fueron desplegados en el edificio y sus alrededores, protegidos además por una cerca de alambre de púas y cuatro cañones de agua.

Shihab, de 55 años, era el líder y gran imán del ahora proscrito Frente de Defensores del Islam, conocido por las siglas FPI, que una vez estuvo en los márgenes políticos. Tiene un largo historial de ataques a clubes nocturnos, lanzar piedras contra embajadas occidentales y atacar a grupos religiosos rivales. El grupo buscaba la implementación de la ley islámica Sharia para los 230 millones de musulmanes.

La presencia de Shihab en varias congregaciones masivas en su honor atrajo grandes muchedumbres, con los participantes ignorando las reglas de distanciamiento social y uso de mascarillas.

Otros cinco miembros del FPI fueron sentenciados también a ocho meses de prisión por cargos similares.