Invertir en esclerosis múltiple es eficiente

Un estudio subraya que cada euro gastado en la patología se traduce en dos beneficios sociales. Además, la mejor coordinación entre Atención Primaria y Especializada genera un retorno de 122 millones

  • La esclerosis es una enfermedad neurodegenerativa que afecta a adultos jóvenes / Infografía LA RAZÖN
    La esclerosis es una enfermedad neurodegenerativa que afecta a adultos jóvenes / Infografía LA RAZÖN

Tiempo de lectura 4 min.

18 de diciembre de 2018. 18:26h

Comentada
Pilar Pérez Madrid. 18/12/2018

ETIQUETAS

En el campo de la Neurología, una de las patologías que más «alegrías» está cosechando en la última (EM) década es la esclerosis múltiple. En el último mes, se ha dado luz verde a la primera terapia que es capaz de controlar la enfermedad desde las edades más tempranas, lo que supone que esos niños (que suponen hasta un 5% del total de afectados con EM) serán adultos con menos problemas de discapacidad. Y ese es uno de los lemas que reza el Día Nacional de EM, que se celebra hoy, luchar porque las cicatrices que deja la dolencia en el organismo de los pacientes y que les impide llevar una vida normal sean reconocidos de forma legal.

Según datos de la Asociación Esclerosis Múltiple España, siete de cada diez personas con EM habrán perdido su trabajo en una década tras el diagnóstico. En España más de 47.000 personas viven con la enfermedad y pese a que los nuevos tratamientos les permitan tener una mejor calidad de vida, las secuelas, los síntomas físicos y cognitivos, que pueden aparecer condicionan al realizar ciertas actividades. A nivel físico, estos signos influyen a la hora de hablar, caminar, ver con claridad o mantener el equilibrio. A nivel cognitivo, puede afectar, por ejemplo, a la memoria.

«Una persona con esclerosis múltiple vive, indudablemente, con un nivel más alto de incertidumbre que el resto, pero eso no implica estar atado de pies y manos. Es importante que seamos activos en la búsqueda de una calidad de vida mejor», afirma Alfonso Castresana, presidente de Esclerosis Múltiple España (EME) y padre de una persona afectada. En este sentido, Pedro Carrascal, director EME, apunta que «el impacto de esta enfermedad va más allá del coste de los tratamientos por lo que resulta esencial que, a la hora de establecer medidas para optimizar su abordaje, se tengan en cuenta todos los agentes implicados para obtener una visión íntegra: de profesionales sanitarios a los propios pacientes».

Estudio económico

Para poder hablar con propiedad de gasto y retorno de lo que supone el tratamiento desde el Instituto Max Weber se ha realizado el Proyecto «SROI-EM. Impacto clínico, asistencial, económico y social del abordaje ideal de la esclerosis múltiple en comparación con el abordaje actual». La iniciativa (desarrollada por Roche con la colaboración de EME) pone en valor, por ejemplo, que invertir en la realización de una resonancia magnética como mínimo una vez al año supone cerca de dos millones de euros, pero produce una retorno social (SROI, por sus siglas en inglés) de más de cuatro; como apunta el informe se prevendrían posibles brotes que, en muchas ocasiones, se traducen en una progresión de la discapacidad y en bajas laborales para los pacientes.

Como responsable del proyecto, Álvaro Hidalgo, del departamento de Análisis Económico y Finanzas de la Universidad de Castilla-La Mancha y presidente del Instituto Max Weber, explica que «para desarrollar este trabajo se pusieron en marcha una combinación de técnicas cualitativas y cuantitativas que consistieron en la revisión de la literatura científica disponible, la consulta de datos oficiales, una encuesta a 532 pacientes con EM sobre el impacto de la misma en su calidad de vida y dos reuniones con un comité compuesto por nueve expertos de diferentes perfiles».

A través de 18 propuestas se han localizado puntos que, pese a una idealizada inversión inicial de casi 150 millones de euros, se recuperaría más de 270 millones. «No se trata de que hagamos todos los cambios, sino de que, quizás, se trate de mejorar algunos puntos de gestión», subraya Federico Plaza, director de Corporate Affairs de Roche España. Así, se demuestra que la coordinación por vías de contacto directo entre Atención Primaria y Neurología generaría un retorno social de más de 122 millones de euros. «Este trabajo pone de manifiesto la importancia de un abordaje multidisciplinar de la EM, ya que integra medidas que implican a varios profesionales sanitarios como, el neurólogo, enfermería especializada, los rehabilitadores, los trabajadores sociales y los médicos de Atención Primaria entre otros», explica Ester Moral, coordinadora del Grupo de estudio de Enfermedades Desmielinizantes de la Sociedad Española de Neurología (SEN) y jefa del Servicio de Neurología del Hospital Moisés Broggi (Barcelona).

Destaca el trabajo, entre otras fórmulas analizadas, que la mejora de las vías de comunicación, el diagnóstico precoz, el acceso con equidad a los tratamientos y la investigación clínica presentan algunos puntos de mejora que, de llevarse a cabo, generarían un retorno social positivo para el sistema y los pacientes, ya que «favorecerían la racionalización del consumo de recursos del sistema sanitario, mejorando el estado de salud y la calidad de vida de los pacientes con esclerosis múltiple y sus cuidadores». Así, como apunta Hidalgo, «se trata de una reasignación de recursos que optimizan los resultados y no tanto de del simple hecho de gastar más». Por ello Carrascal concluye que «llevar a cabo iniciativas como las que se incluyen en el estudio SROI-EM, repercutiría también en la productividad de los pacientes, que suelen ser diagnosticados entre los 20 y los 40 años, cuando se encuentran en momentos muy activos de su vida laboral, por ello han de tenerse en cuenta en el desarrollo de la Estrategia Nacional de Enfermedades Neurodegenerativas».

Ver a pantalla completa

Últimas noticias