Mejorar la gestión en el cáncer de pulmón eleva su supervivencia

Un informe presentado en el Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria pone en evidencia que el manejo del paciente con tumor respiratorio no responde a sus necesidades reales

  • Sólo mejorando el trabajo en equipo en un 5% en un hospital se salvan 40 vidas al año en ese centro | Infografía La Razón
    Sólo mejorando el trabajo en equipo en un 5% en un hospital se salvan 40 vidas al año en ese centro | Infografía La Razón

Tiempo de lectura 8 min.

17 de mayo de 2019. 16:19h

Comentada
Pilar Pérez 17/5/2019

Aunque resulta sólo una foto del álbum completo, el análisis concreto del manejo del paciente con cáncer de pulmón ayuda a poner en evidencia las necesidades, las dificultades y los cambios que precisa la Medicina del siglo XXI con la herramientas que tiene a su alcance. En este sentido, cabe subrayar cómo el «Informe sobre el abordaje del cáncer de pulmón en España. Principales innovaciones aprendizajes y áreas clave para el avance» –realizado por SI Health con el apoyo de Philips– pone en contexto la situación, la desgrana y ofrece respuestas.

El tumor respiratorio está detrás más de 22.000 muertes al año y de los más de 29.500 nuevos casos anuales, sobrevive a los cinco años un 13%. Los supervivientes cada vez son más debido a las nuevas terapias y a la introducción de nuevos fármacos, ya que en la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos en EE UU) el 22% de los medicamentos aprobados en el último año son oncólogicos y el 27% en la EMA (Agencia Europea de Medicamentos). Además, como apunta Rafael Bengoa, codirector del Institute for Health and Strategy (SI-Health), «la revolución digital en el sector salud se está incorporando con más dificultad que en otros sectores. En gran parte es por la complejidad de la Medicina de hoy. Sin embargo, se está acelerando el paso en los últimos tiempos».

Asignaturas pendientes

Con todo a favor, medicamentos más eficaces y tecnologías más precisas, el modelo de atención sanitaria requiere un cambio drástico, una «intervención quirúrgica» para poder adaptarse a los nuevos desafíos. Y una de las soluciones pasa por abordar una revolución en la gestión hospitalaria. El documento mencionado, presentado durante el 21º Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria (21CNH) celebrado esta semana en Santiago de Compostela, apunta que existe una focalización muy importante en las innovaciones de diagnóstico y tratamiento, pero hay un largo recorrido de mejora en la renovación en la organización y gestión de la atención.

Por ello, Bengoa no duda en afirmar que «en todas estas aportaciones está apareciendo más la voz del paciente como un elemento organizativo nuevo a considerar cuando se hacen cambios. La perspectiva de las personas ha pasado de ser totalmente ignorada a ser considerada un pilar fundamental en la forma de organizar la Medicina. Esta idea, más la revolución digital transformarán el sector en esta década». Desde el punto de vista tecnológico, Elena Pantoja, lead-oncology solutions de Philips Ibérica, valora que «se ha observado que todos los centros que han participado en la elaboración del informe –Clínica Universitaria de Navarra, Instituto Catalán de Oncología, Hospital Regional Universitario de Málaga y Reina Victoria, Hospital Universitario Puerta de Hierro, Hospital Universitario 12 de Octubre, EOXI Santiago de Compostela, Onkologikoa-OSI Donostialdea– presentan tecnologías avanzadas y de última generación en las fase de diagnóstico. En relación al acceso a tratamientos farmacológicos innovadores, por la vía reglamentaria es más lenta del que debiera y hay una variabilidad importante según la autonomía».

Uno de los problemas que más se acusa son los «silos hospitalarios». Pese a la protocolarización de que la asistencia oncológica debe ser multidisciplinar y trabajar a través de comités, en la práctica clínica esto no es así en la mayoría de los casos. «El modelo actual, organizado en silos por especialidades, puede ser conveniente para los clínicos y los gestores, pero no lo es para los pacientes. Genera muchas ineficiencias y merma la calidad y seguridad de la atención derivada de la fragmentación y de la dificultad de ofrecer trayectorias de cuidados integradas. Acometer un cambio en el modelo de la organización y gestión de la atención es un trayecto de largo recorrido que conlleva tiempo y recursos», explica Abengoa.

En torno al cáncer de pulmón, que analiza el informe de SI Health, cabe destacar que el principal margen de mejora reside en la necesidad de abordar al paciente de forma multidisciplinar a lo largo de la vía asistencia y clínica. «Actualmente hay una clara fragmentación de las diferentes unidades clínicas que atienden al paciente oncológico dando como resultado mayores tiempos de atención, ineficiencias en formas de práctica innecesarias que se repiten o que no aportan valor y que incrementan el coste del proceso asistencia. El abordaje multidisciplinar tendría un impacto muy positivo en el cuidado del paciente, reduciendo los eventos adversos, mejorando los resultados y aumentando la satisfacción del paciente y personal sanitario a la par del aumento de la eficiencia de la vía asistencia», expone Pantoja.

La mejora de estos aspectos la pone de manifiesto Bengoa cuando dice que «sabemos que sólo mejorando el trabajo en equipo en un 5% en un hospital se salvan 40 vidas al año en ese hospital. Por ello, la multidisciplinariedad y el trabajo en equipo es parte fundamental de la Medicina de hoy».

Así, en los ocho hospitales escogidos en el informe «si bien, se observa que el punto de partida y las motivaciones que han promovido el cambio han sido diferentes entre los hospitales analizados. Unos han iniciado movimientos hacia la orientación a resultados en salud finales y para el paciente, otros por cambios en el modelo de organización en unidades funcionales o áreas y otros han optado por la incorporación de sistemas de información que permitan la trazabilidad de las trayectorias de pacientes», añade el codirector de SI Health.

Desde Philips apuestan porque sus herramientas sirvan en este nuevo camino que ha de emprender la Medicina. «Dar soluciones a los principales retos expuestos en el cuidado del paciente oncológico, proporcionando no sólo sistemas de imagen de última generación y de la más alta tecnología, sino con soluciones que den respuesta a las necesidades descritas como sistemas capaces de integrar toda la información del paciente, potenciando el trabajo multidisciplinar, efectuando diagnósticos personalizados y de precisión mediante inteligencia artificial que ayuden a los especialistas a tomar decisiones con el objetivo de mejorar los resultados clínicos, mejorar la eficiencia de las vías clínicas y asistenciales, mejorar la experiencia del personal sanitario y sobre todo del paciente, posicionándolo el centro del cuidado», apunta Pantoja.

Uno de los objetivos del informes es servir de faro, apuntar las innovaciones y poder compartirlas entre los hospitales participantes y otros que se encuentran inmersos en este proceso o que quieren iniciarse en él. Hay muchas tecnologías que forman parte de los procesos de «screening», diagnóstico y tratamiento, muchos profesionales involucrados, pero ningún sistema que les permita tener una visión global del paciente. Así, la propuesta de Philips contempla tecnologías conectadas que comunican con los sistemas de información de los hospitales, ha desarrollado un sistema de información que permite agregar toda la información del paciente en un «dashboard» sencillo e intuitivo, al que todos los clínicos tienen acceso.

«A veces se opta por la introducción de una innovación sin pensar en el impacto a nivel de proceso o de la organización, entendiendo por ello, nuevos roles o funciones que precisa dicha incorporación, entre otros. Muchas de ellas no consiguen culminar su implementación y no se obtienen los resultados esperados alcanzados en “condiciones de laboratorio o experimentales”. Aproximadamente, el 70% de intentos resultan fallidos por no contemplar aspectos relacionados con la aplicación y con la organización. La tecnología está madura, las organizaciones aún no», concluye Bengoa.

TODO EN UNA PANTALLA, “TUMOR BOARD”

La organización de la actividad clínica en procesos horizontales de manejo de pacientes tiene un gran impacto, sobre todo en cáncer, donde surgen muchas iniciativas. Para ello Philips, que cuenta con tecnologías en todo el ciclo del paciente, ha desarrollado el sistema de información «Tumor Board» que permite agregar toda la información en una aplicación sencilla e intuitiva, a la que todos los clínicos involucrados tienen acceso. Además, el sistema sirve de hoja de ruta terapéutica a los profesionales sobre las distintas opciones e incluso permite acceder al sistema «Dana-Farber Pathways». Un software completo a disposición de los clínicos datos de radiología, patología, genómica y el historial electrónico. Como señala Pantoja, esta plataforma «devuelve al médico información útil sobre el abordaje terapéutico de las distintas patologías oncológicas, un hecho que permitirá en el futuro una medicina 100% personalizada».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas