Salud y bienestar

Espacio divulgativo de salud en el que te ofrecemos información sobre prevención y hábitos saludables. Conoce a través de diferentes especialistas la sintomatología de diferentes patologías, las novedades en diagnóstico y los tratamientos más innovadores.

  • Image

¡Ojo con la enfermedad renal crónica en España!, una patología silenciosa y desconocida por muchos, pero que cada vez mata más

true

Sobre el autor

Quirónsalud

Puedes encontrarme en @quironsalud

Por todos es conocido que el cáncer es una enfermedad grave, y que desgraciadamente presenta un elevado número de fallecimientos. Pero no todo el mundo sabe que hay muchos españoles que también fallecen por enfermedad renal crónica, cuando muchas veces está en nuestra mano el evitarlo. ¿Qué sucede? Que según los últimos estudios, las muertes por esta enfermedad son cada vez más frecuentes, pero la población lo desconoce. Y lo que es más preocupante, las autoridades sanitarias también lo desconocen.

De esta manera lo advierte un último estudio publicado en la revista ‘Nefrología’, de la Sociedad Española de Nefrología (SENEFRO), que ha sido liderado por investigadores del Instituto de Investigación Sociosanitaria de la Fundación Jiménez Díaz (IIS-FJD), y que resalta que la mortalidad por enfermedad renal crónica ha crecido casi un 30% en la última década en España, donde unos 7 millones de personas padecen esta enfermedad.

“De seguir este ritmo, se convertirá en la segunda causa de muerte en nuestro país en unas décadas, sólo por detrás del Alzheimer”, alerta el trabajo. En concreto, la doctora María Dolores Sánchez-Niño, investigadora Miguel Servet del IIS-FJD, que también ha participado en este análisis de la SENEFRO, destaca que la enfermedad renal crónica fue la octava causa de muerte en España en 2016, y la segunda de mayor crecimiento en la década que culminó ese año.

En este contexto, el doctor Alberto Ortiz, jefe del Servicio de Nefrología e Hipertensión de la Fundación Jiménez Díaz, y también autor del citado estudio, subraya que según los datos del estudio ‘The Global Kidney Health Atlas’, la prevalencia estimada de la enfermedad renal crónica situaba a España en 2018 ligeramente por encima de la media europea.

A su vez, recuerda que, la prevalencia de la enfermedad renal crónica en sus fases más avanzadas, y concretamente aquellas que requieren el Tratamiento Renal Sustitutivo (hemodiálisis, diálisis peritoneal o trasplante) ha crecido en España en la última década un 23%.

UNA ENFERMEDAD SILENCIOSA

Así, lamenta el gran desconocimiento de población sobre la enfermedad renal crónica, que en gran parte considera debido a que se trata de una “enfermedad silenciosa”, ya que el daño renal se va produciendo poco a poco, sin que la persona se entere, y hasta que la situación en muchas ocasiones llega a ser irreversible. Los análisis de sangre y la orina permiten evidenciar si existe enfermedad renal crónica. O, mejor expresado, la personan si se entera pero lo atribuye a otra, cosa, ya que la principal consecuencia de la enfermedad renal crónica es un envejecimiento acelerado.

Ortiz recuerda que las personas tenemos dos riñones, aunque podemos vivir con uno solo, y su función es la de filtrar de la sangre los desechos del cuerpo y el exceso de agua, que después se convertirán en la orina. Además, estos órganos son los responsables de mantener el equilibrio químico del cuerpo, producir una serie de hormonas con propiedades antienvejecimiento, como Klotho, y colaborar en el control de la presión arterial.

El nefrólogo subraya que la Enfermedad Renal Crónica aparece cuando estos, del tamaño de un puño, se dañan y no filtran la sangre como deberían. “En consecuencia, los desechos pueden acumularse en el cuerpo y causar otros problemas graves de salud y la producción del factor antienvejecimiento disminuye”, advierte.

“Los principales factores de riesgo para desarrollar la enfermedad renal crónica a nivel mundial son la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, la dislipemia, el tabaquismo, y la obesidad”, precisa el experto. Por géneros, dice que suele ser más frecuente entre las mujeres que en los hombres, aunque en los hombres suele progresar más deprisa.

MÁS PROBABILIDAD DE MORIR DE ENFERMEDAD RENAL CRÓNICA QUE DE CÁNCER

En concreto, el trabajo en el que han participado Sánchez-Niño y Ortiz analiza las implicaciones del informe ‘Global Burden of Disease’ (GBD) o Carga Global de Enfermedad de 2016, que mide la salud de las poblaciones en todo el mundo y monitoriza las causas de muerte a nivel mundial.

Este análisis también apunta que entre las grandes causas de fallecimiento, se encuentra el desconocido impacto de la enfermedad renal crónica por parte de la población, incluso por la mayoría de quienes la sufren.

A la vez, sostiene que esta patología supone un grave problema de salud del que las autoridades sanitarias no son conscientes, en parte porque el término “enfermedad renal crónica” no figura como tal entre los grandes epígrafes de mortalidad del Instituto Nacional de Estadística (INE), al ser un término y concepto de reciente creación.

A su vez, estima que los jóvenes españoles de hoy tendrán más probabilidades de morir de enfermedad renal que de cáncer, o de infarto, si no se cambia la tendencia actual mediante un apoyo decidido a la investigación y la asistencia en este ámbito.

Según concluye Ortiz, el tratamiento de la Enfermedad Renal Crónica en España en fases avanzadas de la enfermedad (insuficiencia renal) es “excelente”, pero considera que para revertir la progresión de las cifras de prevalencia queda aún mucho por hacer, tanto en prevención primaria (fomento de hábitos de vida saludables), como en la detección precoz y el tratamiento en las fases más tempranas para evitar el progreso de la enfermedad y el deterioro de la misma hasta precisar tratamiento renal sustitutivo.

Últimas noticias