Castilla y León

Investigan al propietario de dos perros que aparecieron muertos en una zanja en la comarca de Benavente

Uno de los animales presentaba orificios de entrada y salida de un proyectil

La Guardia Civil investiga al propietario de dos perros cuyos restos habían sido arrojados a una zanja en una parcela de propiedad municipal, en una localidad de la comarca zamorana de Benavente y Los Valles. Uno de los canes presentaba orificios de entrada y salida de un proyectil.

El pasado día 6 de febrero, el Instituto Armado recibió el aviso de la aparición de los restos de los animales y un equipo del Seprona se trasladó al lugar. La zanja había sido hecha por el Ayuntamiento para que los vecinos depositaran restos orgánicos de las matanzas domiciliarias tradicionales y se hizo constar en el informe que el enterramiento de restos de animales, sea realizado por particulares o por entidades municipales, es ilegal, según la normativa sanitaria europea sobre subproductos animales no destinados al consumo humano.

Veterinarios del Servicio de Agricultura y Ganadería de la Junta certificaron que uno de los perros había sido abatido de un disparo y, una vez identificado el titular del animal, se inició la investigación como supuesto autor de un delito de maltrato, según señalaron fuentes de la Comandancia de Zamora.