Suárez-Quiñones apuesta por incentivar el reciclaje de residuos orgánicos porque la Comunidad va “con retraso”

El consejero anuncia una "especial" inversión para concienciar a la población de la necesidad de depositar los restos de comida en el contenedor marrón

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, apostó por reforzar el reciclaje de residuos orgánicos domésticos porque Castilla y León va “con retraso” respecto a los objetivos marcados en comparación con el papel, el cartón, los envases de plástico y el vidrio.

En este sentido, anunció una “especial” acción política, administrativa y de inversión en los próximos años para concienciar a la población de la necesidad de reciclar más residuos orgánicos generados en los hogares y depositarlos en el contenedor marrón.

Con motivo de la entrega de una donación de 6.000 euros de Ecovidrio a Cruz Roja Española como agradecimiento a los castellanos y leones por su compromiso con el reciclaje de envases de vidrio, el consejero reconoció la necesidad de incrementar en el futuro el reciclado de materia orgánica en la que la Comunidad está “bastante atrás” de los objetivos marcados.

Suárez-Quiñones destacó el gran compromiso medioambiental de los castellanos y leoneses en el reciclaje de papel, cartón, envases de plástico y vidrio. En concreto, recordó que la recogida selectiva de residuos de vidrio, a través del contenedor verde, alcanzó las 50.879 toneladas en la Comunidad en 2019. Esta cifra, precisó, supone un incremento del 24 por ciento en los últimos cinco años y representa un crecimiento del 8,5 por ciento respecto a 2018.

En el primer trimestre de 2020, el volumen global de reciclado de vidrio subió un 4 por ciento con respecto al mismo periodo del ejercicio pasado. “Esto dice mucho de la conciencia del ciudadano en el reciclado de vidrio, que además es un ejemplo perfecto de economía circular al ser un residuo que se convierte, nuevamente, en un recurso”, significó.

El consejero destacó que Palencia, con una media de 23,9 kilos por habitante y año, es la tercera capital de provincia más recicladora del país, y Burgos se sitúa como la quinta provincia de toda España que más recicla con 25,9 kilos por habitante.

Donación de Ecovidrio a Cruz Roja

Estos datos se dieron a conocer en un acto en el que Ecovidrio y la Junta entregaron una donación a Cruz Roja en Castilla y León como agradecimiento a los castellanos y leoneses por su compromiso con el reciclaje de envases de vidrio.

Precisamente, con el objetivo de agradecer este compromiso ciudadano con el reciclaje, el importe se deberá destinar al desarrollo de proyectos medioambientales, centrados en la lucha contra el cambio climático, la reducción de la huella de carbono y la eficiencia energética, detalló el gerente de zona de Ecovidrio, José Carlos Agustina.