Burgos camina hacia el confinamiento

El alcalde Daniel de la Rosa emite un bando en el que pide extremar las precauciones, especialmente en ambientes de confianza y evitar reuniones de más de seis personas para reconducir la situación e impedir el cierre

Si los burgaleses no lo remedian con una actitud más responsable y extremando las precauciones, especialmente en ambientes de confianza, como son los amigos y los familiares, Burgos camina irremediablemente hacia al confinamiento o cierre perimetral de la ciudad. Algo que ya está ocurriendo en cada vez más lugares de España y también de Castilla y León, como León, Palencia, Miranda de Ebro o Medina del Campo, entre las diez localidades de mayor o menor envergadura que en estos momentos están aisladas en nuestra Comunidad.

Y es que la situación epidemiológica de Burgos capital es cada vez más delicada, y, con una tasa de incidencia de la covid de 406 casos por cada diez mil habitantes en los últimos catorce días, se encuentra al borde de alcanzar los 500 y cumplir con uno de los requisitos del Ministerio de Sanidad para confinar una ciudad. De hecho, este número es la media de todas las zonas básicas de salud de la ciudad, pero es que hay tres de estas zonas (Comuneros, García Lorca y Gamonal-Antigua) que superan ya esta cifra de medio millar de casos con 605, 549 y 527 respectivamente.

“Si no corregimos pronto esta situación, no nos concienciamos de la situación y no ponemos todos de nuestra parte la ciudad está abocada al cierre a corto plazo”, advierte el alcalde de Burgos, el socialista Daniel de la Rosa, en un vídeo que ha lanzado en su perfil social de Twitter, tras haber mantenido un encuentro telemático con el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, y el resto de alcaldes de las capitales de provincia de la Comunidad para analizar la situación epidemiológica de cada una de ellas y de la Comunidad en su conjunto.

El primer edil burgalés asegura también que se va a poner en marcha una campaña de información, concienciación y control, que contará con la colaboración de la Policía Local, para plantar cara a la pandemia e impedir el cierre de la capital burgalesa.

Además, esta tarde ha lanzado un bando municipal en el que recuerda la importancia de utilizar la mascarilla, mantener la higiene de manos, así como la distancia de seguridad interpersonal. También aconseja evitar las reuniones o encuentros en los que participen más de seis personas si no se mantienen en todo momento las medidas de seguridad referidas y no salir de casa si aparecen síntomas como fiebre, tos, dificultad para respirar, y que se contacte inmediatamente con el Centro de Salud.

De la Rosa advierte del preocupante incremento” de casos en la franja de edad entre 15 y 29 años y por ello llama especialmente a los jóvenes y menores para que cumplan con las restricciones y recomendaciones establecidas.

Pese a ello lanza un mensaje de optimismo a los burgaleses. “Pese a que los datos son desalantadores, estamos a tiempo de frenar el aumento de contagios y evitar esa situación”, apunta.

De la Rosa llama especialmente a limitar las reuniones a un máximo de seis personas y especialmente en el ámbito familiar ya que es donde se están registrando un mayor número de contagios.

“De nosotros depende no tener que llegar al confinamiento”, asegura el alcalde, quien insiste en lanzar un mensaje de corresponsabilidad y de que todos los burgaleses “debemos implicarnos” para corregir una situación y unos datos “que no son nada halagüeños”.

El alcalde de León pide reforzar el sistema sanitario

El alcalde de León, el socialista José Antonio Díez, por su parte, se muestra preocupado por la “dramática” situación de la ciudad, que lleva confinada más de una semana ya, y pide medidas concretas a la Junta de Castilla y León que hagan variar la tendencia de casos positivos y mejoren la “compleja” situación sanitaria que la covid está dejando a la capital leonesa.

Díez trasladaba a Igea en la reunión su inquietud por las limitaciones de camas para atender a pacientes covid así como de persona para poder atender a estas personas y a otras afectadas por distintas patologías. “Hay que reforzar el sistema sanitario, pero también que los ciudadanos cumplan con las medidas de seguridad establecidas como el uso de la mascarilla, la distancia social, la higiene de manos o evitar aglomeraciones o reuniones de más de seis personas”, señala el primer edil leonés, para quien el pilar fundamental de la lcha contra esta pandemia son los propios ciudadanos con su responsabilidad individual y colectiva.

El alcalde de León aseguraba que la situación epidemiológica de Castilla y León es complicada y desvelaba que el propio vicepresidente de la Junta ha calificado de dramática.