Valladolid planta cara a la covid con sus concursos mundial y nacional de tapas y reafirma su apoyo al sector

«Cancelarlos no era una opción», destaca el alcalde Óscar Puente sobre sendos eventos que mantienen a la ciudad en lo más alto de la cocina en miniatura

Valladolid planta cara al coronavirus y, de paso, echa un capote al sector de la hostelería, uno de los más afectados por esta crisis sanitaria queparece no tener fin. Y es que a pesar de las adversidades y de lo complejo de la situación epidemiológica en todo el mundo, la ciudad no ha desesperado ni cejado en su empeño por mantener a Valladolid en lo más alto de la cocina en miniatura, y ha organizado el IV Campeonato Mundial de Tapas «Ciudad de Valladolid» y el XVI Concurso nacional de Pinchos, que sen a la vez del 9 y al 11 de noviembre próximos en la Cúpula del Milenio de la capital del Pisuerga.

La novedad del Concurso Mundial estriba en que los 16 cocineros participantes procedentes de Argentina, Costa Rica, Ecuador, Noruega, Nueva Zelanda, Panamá, Tailandia, Estados Unidos. Emiratos Árabes, Francia, Italia, India, Irlanda, Marrueco, México y España -será Francisco Javier Ruiz Fonta, del bar-restaurante La Jamada, de Burgos-, no elaborarán sus tapas de forma presencial. La organización ha previsto que los concursantes graben paso a paso sus creaciones en un vídeo que luego un cocinero local tratará de emular en directo en Valladolid.

En cuanto al Nacional, los 46 participantes sí que podrán estar de forma presencial aunque con estrictas medidas de seguridad, y tendrán que hacerse una PCR antes de asistir al concurso en la Cúpula del Milenio, donde se establecerán tomas de temperatura y se limitará el aforo del público. «Cancelar los concursos no ea una opción», destacaba el alcalde Óscar Puente, quien reafirmaba su compromiso con la hostelería.

“En esta ocasión su celebración ha requerido un especial esfuerzo por la crisis sanitaria, pero tenemos la voluntad de superar esos problemas porque creemos que estos eventos sirven para estimular a la hostelería en los momentos tan complicados por los que atraviesa”, insistía el primer edil vallisoletano durante la presentación, que contaba también con la presencia de la concejal de Cultura y Turismo, Ana Redondo; del vicepresidente de la Diputación de Valladolid, Víctor Alonso; del vicepresidente de la Cámara de Comercio, Javier Labarga; del director técnico del concurso, Luis Cepeda; y de la presidenta de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Valladolid, María José Hernández.

Esta última aseguraba que “el deseo de volver a la rutina” ha sido otro de los motivos por los que este certamen ha decidido seguir adelante, y explicaba que, como siempre es habitual en Valladolid, todas las tapas del concurso podrán degustarse en los bares y restaurantes de la ciudad.

Entre Tapas anda el juego

Este “compromiso” con el sector hostelero también se ha trasladado al montante económico que percibirán los ganadores en esta edición, que pasarán de los 6.000 a los 10.000 euros en el caso de los primeros puestos; mientras que el segundo y el tercer premiado recibirán 5.000 y 2.500 euros, respectivamente.

Las actividades en la Cúpula del Milenio comenzarán el fin de semana previo con la celebración los días 7 y 8 de noviembre del concurso "Entre Tapas anda el juego, una iniciativa del Ayuntamiento, a través de la Sociedad Mixta para la Promoción del Turismo, lanzada durante la pandemia para encontrar la mejor tapa amateur. La final contará con 15 finalistas individuales, 10 familiares y 5 infantiles que competirán durante ese fin de semana en la Cúpula del Milenio.