Firme compromiso con la educación concertada en Castilla y León

Este pacto de la Consejería de Educación con sindicatos y patronal dará más estabilidad al empleo en este sector

La consejera de Educación, Rocío Lucas, firma con los agentes implicados el acuerdo para la mejora de la calidad educativa en la enseñanza concertada
La consejera de Educación, Rocío Lucas, firma con los agentes implicados el acuerdo para la mejora de la calidad educativa en la enseñanza concertada FOTO: Miriam Chacón/Ical

Castilla y León refuerza su compromiso con la educación concertada en esta Comunidad. Así se ha rubricado en la firma del acuerdo entre la Consejería de Educación, los sindicatos y la patronal durante un encuentro celebrado en Valladolid, y que ha estado presidido por la consejera de este departamento, Rocío Lucas, y que supondrá una mejora en la calidad de la enseñanza, el mantenimiento del empleo en el sector, así como una adecuada dotación de los equipos docentes en los centros concertados.

Todos los presentes han destacado el incremento de la ratio conseguido entre docente/unidad y la posibilidad de que el profesorado de los centros concertados pueda acceder a la jubilación parcial anticipada siempre que lleven asociados contratos de relevo.

Escuelas Católicas Castilla y León se ha mostrado muy satisfecha con este acuerdo, con vigencia hasta el curso 2023/2024 y que se «ha logrado gracias al esfuerzo que realizan tanto la administración, al correr con el sobrecoste económico que supone la jubilación parcial de profesores que figuran en pago delegado y al ofrecer un aumento de ratio para posibilitar el mantenimiento de los centros concertados, ya que en la medida de sus posibilidades harán lo posible para facilitarlas», ha manifestado la patronal que reúne a 179 centros educativos en la Comunidad.

Jubilación anticipada

La novedad más relevante en dicho acuerdo se centra en la posibilidad de los centros concertados pueda acceder a la jubilación parcial anticipada siempre que exista un contrato de relevo. Algo que favorecerá un relevo generacional «razonable» que no sólo permite aligerar la carga lectiva del profesorado, sino que facilita una adecuada formación del profesorado joven que va a tomar el relevo. «Ello va a permitir la renovación de nuestros claustros y una mejor organización de futuro de los centros», añaden desde la patronal.

De esta manera se incrementa la ratio profesor/unidad en aquellos centros que vean reducidas sus unidades y cumplan con los criterios y que será hasta 1,33 en Infantil, Primaria y Educación Especial y hasta 1,80 en ESO y Bachillerato y 1,75 en Formación Profesional.

De manera excepcional, dicha ratio puede llegar hasta 1,40 en las tres especialidades y ratio 2 en la ESO, algo que se llevaba reivindicando desde la asociación desde hace años.

Valoración positiva

«Valoramos de manera muy positiva este acuerdo y agradecemos a la administración el atender a nuestra petición, ya antigua, de hacer un esfuerzo a la hora de incrementar una ratio insuficiente hasta la fecha, tan necesaria para hacer frente a todas las situaciones que se generan a lo largo del curso», han resaltado.

Escuelas Católicas es la patronal de centros educativos concertados católicos de Castilla y León y cuenta con una amplia experiencia educativa y una red de centros y profesores que incluye 179 colegios, 9.000 trabajadores y representa el 28,7 por ciento del alumnado en la Comunidad con más de 100.000 niños en sus aulas educativas.