Detenidos tres menores por una supuesta agresión sexual a una joven de 16 años en Valladolid

Los cuatro jóvenes se conocían y habían estado previamente juntos en un botellón celebrado en un descampado cercano al Camino Viejo de Simancas

Un agente de la Policía Nacional.
Un agente de la Policía Nacional.POLICÍA NACIONAL DE VALLADOLID. POLICÍA NACIONAL DE VALLADOLID.

Tres jóvenes de entre 16 y 17 años fueron detenidos este domingo por la Policía Nacional de Valladolid como supuestos autores de un delito de agresión sexual por, presuntamente, violar a una joven de 16 años, a la que conocían, en la zona del Camino Viejo de Simancas de Valladolid capital.

Tal y como señalaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno a Ical, los hechos se produjeron durante la noche del sábado 20 de febrero, después de participar los cuatro jóvenes, todos nacidos en el año 2004, en un botellón celebrado en un descampado cercano al lugar donde se produjo la agresión sexual, tras la que la joven se dirigió a su domicilio.

A la mañana siguiente, acompañada de sus progenitores, la joven interpuso una denuncia por los hechos, motivo por el que el Grupo de Menores de la Brigada de la Policía Judicial de Valladolid inició una investigación por la que acabó deteniendo, en la misma tarde del domingo, a los tres presuntos autores de la agresión.

Los padres de los menores detenidos, así como sus abogados, fueron avisados para proceder a la toma de declaración de los tres jóvenes, que esta mañana continuaba debido a que sus versiones resultaban contradictorias, por lo que la Policía pidió la prórroga del arresto para contrastar dichas versiones.

Tras ello, y en las próximas horas, se procederá a la puesta de los tres jóvenes a disposición del Juzgado de Menores de Valladolid, que determinará el régimen que se les aplica.

Hace unos días la Audiencia Provincial de Zamora absolvía a un guardia civil que fue acusado de cuatro delitos de agresión sexual con intimidación a una niña de nueve años en una casa cuartel, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL).

El acusado, sin antecedentes penales y con domicilio en el cuartel de la Benemérita, donde desempeñaba su cometido en el puesto de puertas, era amigo y compañero de trabajo del abuelo de la niña presuntamente agredida.

El hombre fue acusado de invitar a subir a su casa a la niña, cuando esta se encontraba sola en el patio del cuartel, en cuatro ocasiones durante el mes de junio de 2019 y de amenazarla con “matar a sus abuelos” si no accedía a hacerle una felación.

Varios testigos, entre los que se encontraban un guardia civil, un profesor y la directora del colegio y sus dos abuelas, reconocieron que “la niña mentía pero no solo sobre hechos intrascendentes y nimios, sino sobre hechos graves, como el que motivó la apertura de un expediente disciplinario a un profesor que se archivó porque llegaron a la conclusión de que el objeto de la denuncia era mentira”