Iberaval se alía con UNICEF para apoyar la mayor operación de vacunación de la Historia

La sociedad de garantía aporta a la ONG un total de 2.000 euros para acercar la vacuna de la Covid-19 a países de bajos ingresos

La encargada de Responsabilidad Social Empresarial de Iberaval, Cristina Cordero, entrega el cheque a la presidenta de la delegación territorial de UNICEF en Castilla y León, María Eugenia García Rincón
La encargada de Responsabilidad Social Empresarial de Iberaval, Cristina Cordero, entrega el cheque a la presidenta de la delegación territorial de UNICEF en Castilla y León, María Eugenia García Rincón FOTO: Iberaval

Iberaval y UNICEF Castilla y León han unido fuerzas con el objetivo de participar en la mayor operación logística y sanitaria de vacunación de la Historia, ACT-A/COVAX, que busca facilitar el acceso equitativo a la inmunización frente a la COVID-19 a países de bajos y medios-bajos ingresos. En concreto, la sociedad de garantía ha aportado a la ONG un cheque por valor de 2.000 euros, recaudados en parte por sus empleados, con un importe ampliado a partir de la determinación de la entidad.

La presidenta de la delegación territorial de UNICEF en Castilla y León, María Eugenia García Rincón, quien ha recibido de manos de la encargada de Responsabilidad Social Empresarial de Iberaval, Cristina Cordero, el cheque con la donación, ha incidido en que «trabajamos para que las entidades identifiquen el impacto de su actividad en la infancia e incorporen, en el marco de su Responsabilidad Social Corporativa (RSC), su compromiso con el respeto y apoyo a los derechos de los niños. El COVID19 es una emergencia global y la salida de la misma debe ser también global y para todos».

Por su parte, Cristina Cordero ha puesto en valor el despliegue de soluciones como la que se ha propuesto desarrollar UNICEF porque «en un contexto globalizado como éste en el que vivimos, que afecta a los negocios o la economía, nos habíamos olvidado de que la salud es una cuestión también general, en la que dependemos los unos de los otros».

Respuesta global a una amenaza global

La pandemia del coronavirus constituye una amenaza global que requiere de respuestas generales y coordinadas, consistentes en un acceso equitativo a los test de diagnóstico, tratamientos y vacunas, apuntan desde UNICEF.

Precisamente por ese motivo se ha puesto en marcha la alianza global para impulsar el despliegue de la iniciativa ACT-A -acelerador para el acceso a herramientas contra la COVID-19-, del que forman parte gobiernos, científicos, organizaciones sociales, filántropos u organizaciones sanitarias, bajo la codirección de nueve organizaciones punteras en el ámbito de la salud.

En concreto, se trata de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante Epidemias (CEPI), la

Alianza Gavi para las Vacunas, el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria (Fondo Mundial), el Unitaid, la Fundación para la Innovación en materia de Nuevos Diagnósticos (FIND), el WellcomeTrust, el Grupo del Banco Mundial y la Fundación Bill y Melinda Gates.

El mecanismo COVAX establece tres pilares, que son las vacunas -con 1.400 millones de dosis-, tratamientos -245 millones de tratamientos en países de ingresos bajos y medios/bajos- y el diagnóstico -con 500 millones de tests en esos mismos países-. A ellos suma un conector, que es el refuerzo de sistemas de salud, y un responsable, UNICEF, como única organización con experiencia y capacidad para asumir la adquisición, envío y distribución de esos tres elementos a los países con menos recursos.

A finales de octubre, ya se habían distribuido más de 426 millones de dosis entre 142 países y territorios. Entre los objetivos principales que se marcó esta iniciativa estuvo la entrega de vacunas al 3 por ciento de la población que forman los trabajadores sanitarios y de servicios sociales, y el 17 por ciento que en esos países constituyen los mayores de 65 años y el personal de alto riesgo.

La presidenta del Comité de UNICEF en Castilla y León ha asegurado que con 1.000 euros se puede vacunar a 320 personas contra el COVID-19 en esos países pobres. También, con 1.500 euros se pueden distribuir 5.835 mascarillas de protección entre trabajadores sanitarios. Y, por último, ha señalado que con 1.700 euros se puede suministrar un congelador para mantener bolsas de hielo y mantener la cadena de frío de las vacunas.

Potente política de RSE

Iberaval trabaja, de manera intensa, las políticas de Responsabilidad Social Empresarial. De hecho, la entidad, ha sido pionera en múltiples cuestiones dentro de su sector, como la obtención de certificados de calidad, al ser la primera sociedad de garantía en formar parte del Registro Nacional de Huella de Carbono del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, o el unirse, en 2020, al Pacto Mundial.

Acerca de Unicef

UNICEF trabaja en algunos de los lugares más difíciles para llegar a los niños y niñas más desfavorecidos del mundo. En 190 países y territorios, trabajamos para cada niño, en todas partes, cada día, para construir un mundo mejor para todos.