¿Dónde se encuentra la única pirámide de España?

Estas edificaciones son comunes en otros países gracias a civilizaciones antiguas

Pirámide de los Italianos. Wikipedia.
Pirámide de los Italianos. Wikipedia. FOTO: La Razón (Custom Credit)

La humanidad se ha caracterizado a lo largo de la historia por construir todo tipo de edificaciones. Con múltiples fines entre los que destacan la adoración a figuras divinas o venerar a los mandatarios para lograr pasar a la posteridad.

España cuenta con infinidad de lugares dentro de sus fronteras que son auténticas edificaciones maravillosas envidiadas en todo el mundo. Cada año miles de turistas tanto españoles como extranjeros deciden visitar los edificios más característicos de nuestro país, algo que ha llevado a España a ser una de las naciones con mayor presencia en este ámbito.

La historia o los monumentos suele ser uno de los principales reclamos del país que junto al sol y la playa conforman una variada oferta turística. El país, además, cuenta con miles de puntos que visitar en busca de curiosidades únicas como el hecho de ser una de las naciones con un mayor número de Patrimonios de la Humanidad.

Entre todas las maravillas que el país esconde existe una edificación que solamente cuenta con una sola unidad. La Pirámide de los italianos es toda una excéntrica en España que fue construida en 1939 para conmemorar a los combatientes del país transalpino en la Guerra Civil.

Aunque estas edificaciones son muy famosas en otros países como Egipto o México en España este tipo de construcción solo tiene una representación. Gracias a la ayuda que prestó Benito Mussolini a Franco durante la Guerra Civil el dictador español decidió homenajear a los italianos caídos en la contienda.

Esta construcción de más de 20 metros cuenta con una estructura piramidal típica recubierta con placas calizas. Esta se encuentra en Burgos, en el Valle de Valdebezana, Castilla y León, donde su estructura destaca por encima del paisaje debido a su singular forma.

Inauguración y fines

La pirámide fue inaugurada el 26 de agosto para conmemorar la victoria sobre los republicanos en la batalla de Santander. Franco mandó construir la pirámide para honrar a los soldados caídos en 1937 cuyo arquitecto fue el italiano Pietro Giovanni Bergaminio.

En los primeros años la pirámide fue utilizada para acoger a más de 300 soldados caídos italianos en la contienda aunque en 1975 el gobierno italiano reclamó los cadáveres. A partir de ese momento la construcción quedó vacía aunque todavía en la actualidad algunos conmemoran a esos soldados.

La principal razón que llevó a su fin fue enterrar a los soldados italianos con una inauguración por todo lo alto con el ministro de Asuntos Exteriores y yerno de Mussolini en el lugar. Hoy en día los nichos todavía siguen presentes en las pirámides con las placas de los nombres de los fallecidos que ocuparon el lugar aunque estén vacías.